Desde que denunciase la desaparición de su hija el pasado 7 de noviembre, la madre de Marta Calvo no se ha manifestado en los medios de comunicación. Sin embargo, este fin de semana, y en pleno proceso de búsqueda del cuerpo de la joven valenciana, Marisol Burón ha decidido dedicarle unas palabras a través de la página de Facebook creada tras el suceso.

«Puedo llorar porque se ha ido, o reír porque ha vivido. Puedo cerrar los ojos y rezar para que vuelva, o puedo abrirlos y ver todo lo que ha dejado. Mi corazón puede estar vacío porque no la puedo ver, o puede estar lleno del amor que compartimos. Puedo llorar, cerrar mi mente, sentir el vacío, o puedo hacer lo que le gustaría a Marta, sonreír, abrir los ojos, amar y seguir adelante… Te llevaré en mi corazón, princesa. Te ama, tu mami».

El mensaje ha recibido numerosas muestras de apoyo a la familia y críticas intercaladas a Jorge Ignacio Palma, principal sospechoso de la muerte y desaparición. Ahora este se encuentra en prisión tras confesar el pasado 4 de diciembre haber descuartizado el cuerpo de Marta, a pesar de sostener que la encontró fallecida al despertar, después de mantener relaciones sexuales y consumir altas cantidades de cocaína. Además, indicó que cuando se dio cuenta de que estaba muerta quiso deshacerse del cadáver. Y para ello, según dijo, lo descuartizó en unas diez partes y arrojó los restos en bolsas a varios contenedores de Alzira y Silla. Palma tenía antecedentes por narcotráfico y se está investigando su vinculación con otras dos muertes en condiciones similares y modus operandi parecido.

El padre de la joven remitía hace unos días una carta al programa «Espejo público» donde expresaba sus sentimientos y pedía respeto con el tratamiento de los hechos : «Pedimos únicamente respeto y justicia para Marta. No queremos hacer mas declaraciones de las que hacemos con esta carta. Agradecemos el trato que nos habéis brindado y la posibilidad de poder expresar nuestros sentimientos…»