La Comunidad de Madrid ha llegado a un acuerdo con Telepizza para poder prestar el servicio de becas comedor RMI (Renta Mínima de Inserción) a los 11.500 alumnos que las tienen concedidas, durante el periodo que dure el estado de alarma decretado con motivo de la crisis sanitaria del coronavirus Covid-19.

Así lo anunció a través de las redes sociales la propia presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, quien explicó que esta decisión está pendiente de recibir la autorización del Ministerio de Sanidad, tal y como exigen las medidas incluidas en el decreto de estado de alerta.

«La Consejería de Educación ha organizado un dispositivo para que, a partir de mañana, los 11.500 alumnos que tenían precio reducido de comedor por percibir la RMI, puedan recoger su comida en los locales de Telepizza», manifestó Ayuso.

El Grupo Telepizza comunicó el pasado viernes que cerraba al público todos sus establecimientos en España por la crisis sanitaria del coronavirus pero mantiene activos sus locales para poder realizar su servicio de entrega a domicilio, contemplado en el Real Decreto 463/2020 aprobado el sábado por el Gobierno tras la declaración del estado de alarma.

Desde el inicio de la emergencia sanitaria, la compañía ha manifestado que considera «un ejercicio de responsabilidad poner a disposición de las autoridades su servicio» y que está «en contacto permanente con ellas para ofrecerles sus recursos en aquellas situaciones de emergencia o necesidad».