Una pareja de policías locales de Zaragoza rindieron este viernes un sentido homenaje por las víctimas del Covid-19.

A través del altavoz del coche patrulla, pidieron a los vecinos que se uniesen a un minuto de silencio por «los que ya no pueden estar en los balcones y que no han podido ser despedidos como todos hubiéramos querido».

Los agentes pusieron en marcha esta acción cuando pasaban por el entorno de la calle de Condes de Aragón, en el barrio universitario de la capital aragonesa.

Estos policías depositaron en el suelo un ramo de flores en un emotivo gesto que fue aplaudido por los vecinos de la zona.