La Policía Nacional ha desalojado este Viernes Santo la catedral de Granada donde se encontraban una veintena de feligreses asistiendo a los oficios litúrgicos en los que participaba el arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez.

La Policía Nacional ha informado a Europa Press que esta misa ha tenido lugar sobre las 17,00 horas de este viernes, cuando una dotación de la Unidad Adscrita de la Policía Nacional a la Junta de Andalucía ha dado la voz de alarma y, por ello, los agentes se han dirigido hacia el templo. Además, varios particulares han alertado a la autoridad de la celebración de esta misa con feligreses.

Los agentes informaron al Arzobispado de que no se podía celebrar el acto debido al estado de alarma en el que se encuentra el país con motivo del coronavirus y el arzobispo de Granada interrumpió la misa para trasladar esta información a los feligreses.

Según indica la Policía Nacional, los asistentes han desalojado la Catedral «de forma pacífica y sin altercados» y, además, no se les ha sancionado.