El presidente de la Federación Estatal de Asociaciones de Empresas Productoras de Teatro y Danza de España (FAETEDA), Jesús Cimarro, ha afirmado que será «imposible» abrir para el sector privado con las restricciones de aforo planteadas en el plan de desescalada del Gobierno ante la pandemia de coronavirus, y ha pedido abrir «al 100%» en septiembre.

En el plan anunciado el pasado martes por el Ejecutivo, los cines, teatros, auditorios y espacios similares podrán reabrir durante la fase 2 –cerca de finales de mayo– y se hará con butaca preasignada y limitación de aforo de un tercio.

«Queremos transmitir seguridad, pero o se abre o no se abre, lo que no tiene sentido es hacerlo con esas restricciones. Si hay contagios, los habrá en cualquier sitio, y lo que toca hacer ahora es una buena labor didáctica», ha señalado Cimarro, quien ha reiterado la importancia de incidir en la prevención sanitaria.

El productor teatral considera que, con este anuncio, se ve «la luz, pero de una forma precipitada», aludiendo a la premura para llevar a cabo una apertura que «hace unos días se esperaba para diciembre». Así, ha recordado cómo las obras habitualmente requieren una preparación previa de 45 días de ensayo, vestuario, decorado y producción teatral.

Además, Cimarro ha incidido en la importancia de la difusión mediática, ya que a su entender hace falta un periodo de 60 días para la comunicación y la venta de entradas. En este sentido, ha adelantado que desde el sector se trabaja para la reapertura «completa» sobre el «horizonte de septiembre» y dejando el verano como «transición».

«Hay muchas contradicciones en lo anunciado por el Gobierno: ¿Por qué las iglesias pueden hacerlo con el 50% del aforo y los teatros con un 30%? Este tipo de cosas son las que nos quedan para sentarnos estas semanas con el Gobierno y hablar», ha concluido.