Asociaciones y sindicatos de la enseñanza concertada han denunciado que sufren discriminación tras conocer que el borrador del Plan de Reconstrucción del PSOE y Podemos especifica que las ayudas a educación de los fondos europeos por el coronavirus solo se destinarán a la escuela pública de gestión directa.

En sendos comunicados, la Confederación de padres y madres de alumnos (Cofapa), la Confederación Católica de Padres de Alumnos (Concapa), Escuelas Católicas y FSIE han rechazado que no se tenga en cuenta en el Plan de reconstrucción a alrededor del 25 % de las familias del sistema educativo.

Para Cofapa supone «un duro revés» que se discrimine a todas esas familias y ha lamentado que el plan sea utilizado de forma partidista.

El presidente de Concapa, Pedro José Caballero, ha afirmado: «Quieren hacer una guerra ideológica en la que nosotros no participaremos, pero están creando unas diferencias notables entre unos alumnos y otros, y es ahí donde sí nos encontrarán», informa Efe.

De hecho, ha anunciado que llegarán a movilizar a las familias y a la comunidad educativa si se mantiene esta exclusión a la red concertada de las citadas ayudas.

Están creando unas diferencias notables entre unos alumnos y otros, y es ahí donde sí nos encontrarán», advierte el presidente de la Concapa

«Todos hemos pasado la pandemia y hay que hacer frente a unos gastos para adecuar los centros educativos, los centros concertados tendrán esos mismos gastos», ha argumentado.

Por su parte, Escuelas Católicas ha afirmado que la idea del Gobierno discrimina a las familias que eligen la enseñanza concertada y «trata de hundir a todo un sector aprovechando la debilidad provocada por la pandemia».

Además, ha opinado que se «consolida el tono absolutista de Podemos frente a la pluralidad educativa que corresponde a una sociedad democrática y prevalece en toda Europa».

«Se están aprovechando las circunstancias para introducir cuestiones ideológicas ajenas a las consecuencias de la COVID-19 en el ámbito educativo que con toda seguridad luego se consolidarán en la futura Lomloe», ha asegurado.

El sindicato FSIE ha manifestado también su rechazo a que se excluya a la concertada de las medidas de recuperación cuando estos centros forman parte del sistema público de educación.

«Se acusa falsamente al sector de segregar, seleccionar y discriminar al alumnado o de impedir el acceso de los más vulnerables a los centros cuando resulta que las normas de admisión son exactamente las mismas que en los centros públicos», ha argumentado FSIE en defensa de la red concertada.

«Mejorar la enseñanza es una obligación de los responsables políticos y lo deben hacer tanto en la red pública como en la concertada porque ambas forman parte del sistema público de educación», ha añadido.