Rodrigo Lanza ha sido condenado a 20 años de prisión por el asesinato con alevosía y por motivos ideológicos de Víctor Laínez en diciembre de 2017 en Zaragoza, así como a pagar una indemnización de 200.000 euros a los familiares de la víctima del conocido como «crimen de los tirantes».

Así lo ha confirmado a Efe el abogado que representa a la familia de la víctima, José Luis Melguizo, quien ha precisado que la magistrada María José Gil, en su sentencia, ha atendido las peticiones del Ministerio Fiscal, ya que las acusaciones particular y popular solicitaban 23 años de cárcel.

El jurado popular emitió su veredicto el pasado jueves, 17 de septiembre, en el que consideró a Lanza -por mayoría de ocho a uno- culpable del asesinato a golpes de Víctor Laínez el 7 de diciembre de 2017 en un bar de Zaragoza, con las agravantes de alevosía y odio, pero descartando el ensañamiento y aplicando la atenuante de embriaguez leve.