El centro de Madrid se ha llenado este fin de semana con cientos de personas coincidiendo con el encendido del alumbrado navideño y el ‘Black Friday’, antesala de las compras navideñas, aunque las aglomeraciones que se han producido en varias calles entran, según el Ayuntamiento, dentro de lo «previsto».

La calle Preciados, la Puerta del Sol y sus calles aledañas han estado atestadas de gente, a pesar de las medidas sanitarias e higiénicas ante la pandemia del coronavirus.

Fuentes del Ayuntamiento de Madrid han señalado a Efe que, a pesar de la imagen de aglomeración, el operativo tenía previsto tal cantidad de personas y no ha supuesto ningún imprevisto durante el fin de semana.

La Policía Municipal de Madrid inició el pasado viernes el operativo especial de navidad, que hasta el 7 de enero desplegará entre 75 y 100 agentes más cada día en la zona Centro, con la posibilidad prevista de cortar el acceso peatonal a calles aledañas a Sol.

Los contagios de coronavirus en el día de ayer se notificaba en la Comunidad de Madrid una subida de 1.523 casos nuevos, de los que 657 corresponden a las últimas 24 horas, y al igual que aumentaron en un día de 21 a 31 los fallecimientos por covid-19, según el informe epidemiológico diario comunicado este sábado por la Consejería de Sanidad.