Iglesia con las medidas contra el Covid. EP

Sociedad

La tradicional Misa del Gallo de Navidad en peligro por el Covid

Belenes, velas y, sobre todo, muchos villancicos caracterizan una de las misas más importantes del año, la Misa del Gallo. La tradicional celebración congrega a muchas familias que después de la cena de Nochebuena acuden a la iglesia a celebrar la Navidad de forma religiosa. Sin embargo, este año, al igual que sucede con otras muchas actividades, la tradicional misa peligra por la pandemia del Covid. O al menos, no será igual que de costumbre.

Según han confirmado diversas parroquias e iglesias a El Independiente, en la gran mayoría de los casos se optará por adelantar la misa a última hora de la tarde del día 24. Apuntan que de esta manera permitirán a los feligreses que puedan celebrar esta misa tan especial. Asimismo, como afirman la misa no será igual que en el resto de los años: habrá limitación de aforos, no será tan solemne y, por lo general, habrá pocos villancicos. Pero sostienen que lo más importante de la celebración es su significado: «Se celebra el nacimiento de Jesús».

Los protocolos que seguirán las distintas iglesias y parroquias, no solo para la Misa del Gallo sino también para el resto de las celebraciones, dependerán de lo que determine las diócesis a las que pertenezcan (en España hay un total de 70 diócesis). La Conferencia Episcopal Española no ha establecido un protocolo general frente al Covid, ya que en cada región hay distintas normativas y limitaciones. Lo que se decide para las iglesias de una provincia no tiene por qué ser igual para las de otra diferente.

No obstante, antes del verano la Conferencia si que publicó una serie de pautas generales para que sigan las iglesias, como: «la conveniencia de retirar el agua bendita de las pilas que hay en la entrada de las iglesias y en otros lugares de devoción; que no haya contacto físico con el gesto de paz; que lo que repartan la comunión se laven las manos antes y después de ese momento; o que se comulgue en mano. Y piden que «se siga el marco legal que establezcan  las autoridades competentes».

‘Propuesta de medidas de salud pública frente al Covid-19 para la celebración de las fiestas navideñas’ es el borrador del plan del Gobierno para celebrar la Navidad. En el punto 10 se hace referencia a las ‘celebraciones religiosas’, de la que se determina que «los espacios cerrados seguirán las normas de aforo establecidas en ese momento en cada comunidad autónoma, siempre que se pueda mantener la distancia de seguridad. Durante la celebración del acto religioso se recomienda no cantar y usar música pregrabada. La celebración de eventos religiosos como la Misa del Gallo se podrá realizar siempre que no interfiera con la limitación horaria de la movilidad nocturna. Se podrán ofrecer como alternativa servicios telemáticos o por televisión».

El toque de queda, que ha sido retrasado a la una y media de la noche, es determinante para la celebración de la misa, en muchos casos la va a imposibilitar y en otros muchos hará que se acorte. Las parroquias madrileñas en su mayoría optarán por hacer una vigilia por la tarde, como por ejemplo sucederá con la Basílica de la Concepción de la calle Goya. O la iglesia de San Fermín de los Navarros en el céntrico distrito de Chamberí desde la que apuntan en el mismo sentido, y resaltan que no habrá coros ni cantos «porque están prohibidos». Otras muchas iglesias de la capital todavía no han decidido que van a hacer, esperan que en los próximos días puedan establecer cuando van a ser las misas navideñas.

En el caso de la Diócesis de Barcelona declaran a este medio que sobre las celebraciones por Navidad y la Misa del Gallo seguirán «las recomendaciones que haga el gobierno de la Generalidad». Actualmente Cataluña se encuentra en la fase 1 (de la Generalidad), por lo que «hay hasta un 30% de aforo en los interiores, también en los lugares de culto. Y otras de las actividades que lleven a cabo las iglesias se podrán realizar siempre que se adapten a la normativa».  Por ello, opinan que la Misa del Gallo es del todo improbable, aunque si que apuntan a que se mantendrán la misa de vísperas, es decir, la tarde del 24.

Comentar ()