Sociedad

La manifestación a favor de Hasél en Madrid se disuelve tras más de una hora de protestas sin incidentes

Manifestación no autorizada por la libertad de Pablo Hasel

EP

Más de un millar de personas se han manifestado esta tarde en el centro de Madrid para pedir la libertad del rapero Pablo Hasél, según sus simpatizantes «secuestrado» por el Estado al haber entrado en prisión en febrero por delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias contra la Corona y las instituciones.

La marcha, que no había sido comunicada a la Delegación del Gobierno, ha comenzado a las 19.15 horas en la plaza de Carlos V de Madrid, y ha transcurrido bajo una intensa vigilancia policial y sin incidentes, más allá de los imprevistos cortes al tráfico.

Al grito de ‘Libertad Pablo Hasel’, los manifestantes han intentado tomar la calzada del paseo del Prado con dirección a Cibeles, pero la Policía Nacional les ha cortado el paso.

La Policía Nacional ha desplegado ante los manifestantes un doble cordón de agentes, a lo que se ha sumado una treintena de furgones y el corte del tráfico tanto rodado como peatonal en el paseo del Prado y las calles aledañas, lo que ha provocado atascos en vías cercanas como la calle Alfonso XII.

La pancarta de cabecera de la protesta, convocada entre otros colectivos por Movimiento Antirrepresivo de Madrid, reza: «Por nuestros derechos. Amnistía Total. Libertad Pablo Hasel».

Dicha cabecera ha permanecido inmóvil durante cerca de una hora a escasos centímetros de los primeros agentes del cordón policial, mientras se gritaban consignas como: «Violencia es no llegar a fin de mes», «Libertad, libertad, detenidos sin luchar», «Policía tortura y asesina» o «Yo también me cago en el rey».

Poco después de las 20.00 horas los asistentes a la manifestación han comenzado a replegarse pacíficamente y entre aplausos, y  se han dirigido a la Cuesta de Moyano, al bloquear la Policía el resto de salidas.

En la confluencia de la cuesta con la calle Alfonso XII un nuevo cordón policial ha obligado a los manifestantes a identificarse uno a uno antes de abandonar la concentración.

EP

El manifiesto de la convocatoria tachaba el encarcelamiento del rapero de «ataque a la libertad de expresión» y censura la «criminalización de la protesta» que, a su juicio, se ha producido con las concentraciones que siguieron a la entrada en prisión de Hasel.

La protesta se realiza un mes después de que Hasél ingresara en prisión el pasado 16 de febrero tras ser detenido en la Universidad de Lleida para cumplir una condena de nueve meses de cárcel por enaltecimiento del terrorismo.

El encarcelamiento de Hasel desencadenó en varias ciudades, como Barcelona, Madrid o Valencia, una serie de protestas con altercados violentos, decenas de heridos -muchos de ellos policías- y de detenidos, algunos de ellos menores. En la capital, los manifestantes violentos causaron importantes destrozos en el centro de la capital, tanto en las calles como en los establecimientos de la zona. 

Comentar ()