España

La Policía moviliza a 750 antidisturbios en Madrid por las manifestaciones del sábado

Temor a que las concentraciones convocadas por grupos de izquierda para pedir la libertad de Pablo Hasél terminen en graves altercados callejeros, como sucedió en varias ciudades del país tras el ingreso en prisión del rapero catalán

Agentes de la UIP, en una de las concentraciones desarrolladas en la Puerta del Sol tras el encarcelamiento de Hasél.

Agentes de la UIP, en una de las concentraciones de la Puerta del Sol tras el encarcelamiento de Hasél. EP

La Policía Nacional movilizará a unos 750 antidisturbios ante las manifestaciones y concentraciones que se anuncian para este sábado en Madrid en protesta por el encarcelamiento de Pablo Hasél, ante la previsión de que puedan registrarse nuevas algaradas violentas como sucedió tras el ingreso en prisión del rapero catalán a mediados del pasado mes de febrero.

Según ha podido conocer El Independiente, el dispositivo que se está ultimando está formado por entre 550 y 600 agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) con base en Madrid, reforzados con al menos otros cuatro grupos procedentes de otras provincias. El mayor número de efectivos disponible estará concentrado durante la tarde-noche, coincidiendo con el desarrollo de las concentraciones y los posibles disturbios callejeros. También participarán en el operativo agentes de otras unidades, lo que elevará previsiblemente la dotación total por encima de los 900 funcionarios.

Diversos grupos de extrema izquierda están haciendo llamamientos a través de cartelería y redes sociales a salir a la calle este sábado en Madrid en favor de la libertad de Hasél, detenido el pasado 16 de febrero en el Rectorado de la Universidad de Lérida para que cumpliera una condena de nueve meses de prisión por delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona.

Una de las organizaciones convocantes es el Movimiento Antirrepresivo de Madrid, que convoca una marcha desde Atocha a Cibeles a partir de las 19 horas «contra la criminalización de la protesta» y en demanda de la «amnistía» de Pablo Hasél. «Hacemos un llamamiento a todos los colectivos sociales e individualidades a que se sumen a la lucha organizada: trabajadoras de todos los sectores, parados, migrantes, feministas, estudiantes, pensionistas, intelectuales progresistas…», se lee en el manifiesto que acompaña la convocatoria.

El temor policial es que esas concentraciones deriven en graves altercados callejeros, como sucedió durante los días siguientes al encarcelamiento del rapero en varias ciudades del país: escaparates reventados, destrozos en el mobiliario urbano, ataques a los agentes, lanzamiento de un cóctel molotov a un furgón de la Guardia Urbana de Barcelona con un agente en su interior… Sólo en Madrid, los daños se calculan en más de 200.000 euros.

Protestas en una docena de ciudades

Sólo en Cataluña, los Mossos d’Esquadra detuvieron a 129 personas por la sucesión de algaradas registradas durante la primera semana a la entrada en prisión del rapero, periodo en el que nueve agentes resultaron heridos por lanzamiento de botellas y objetos contundentes. Dos de ellos requirieron atención hospitalaria.

En esta ocasión, se están organizando protestas simultáneas en al menos una docena de ciudades españolas, según la cartelería que se está difundiendo por redes sociales: Gijón, Alicante, Málaga, Girona, Zaragoza, Lleida, Tarragona, Cáceres, León, Barcelona, Cartagena (Murcia) y Palma de Mallorca. Las convocatorias de las concentraciones oscilan entre las 18 y las 20 horas.

La manifestación de Madrid tendrá lugar en plena precampaña de las elecciones autonómicas convocadas para el 4 de mayo, en las que Isabel Díaz Ayuso aspira a ser la candidata más votada y a las que concurrirá Pablo Iglesias como cabeza de cartel de Podemos. Ello le llevará en las próximas semanas a abandonar el Gobierno.

Comentar ()