La Policía Nacional ha liberado a una mujer antes de ser obligada a prostituirse en Estepa (Sevilla) y ha detenido al hombre que la engañó con el método «Lover Boy» para iniciar una relación, en la que sufrió palizas, fue flagelada con un cable y amenazada de muerte para obligarla a prostituirse, robar y mendigar.

La víctima, de nacionalidad moldava, conoció a su agresor en Portugal, comenzando una relación sentimental y de convivencia y al poco del inicio de su relación empezó a recibir amenazas de agresión por su parte para que no lo dejara, tales como «te voy a cortar las piernas si te vas».

Las agresiones y amenazas comenzaron en Portugal y prosiguieron en España, incrementando su violencia a medida que discurría el tiempo sometida y la amenazó con matarla si no hacía todo lo que él quería.

También quiso obligar a su víctima a prostituirse, robar y mendigar bajo amenaza de muerte, por lo que la llevó en automóvil a Estepa para trasladarla desde el territorio nacional hasta Alemania para su explotación, aunque gracias a la Policía Nacional se consiguió liberar a la víctima antes de que se prostituyera.

El detenido, que ha ingresado en prisión por presuntos delitos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual y detención ilegal, uso el método «Lover Boy» para originar una situación de mayor vulnerabilidad, consistente en captar a mujeres estableciendo una relación sentimental para crear una gran dependencia.

La investigación policial se inició gracias a la colaboración del círculo cercano de la víctima a través de las redes sociales y con la cooperación de la Agregaduría de Interior en Rumanía.