Sociedad

El fin del estado de alarma llena las calles españolas de fiesta

Jóvenes bailando en el Fossar de les Moreres en Barcelona.

Imagen del Fossar de les Moreres en el barrio del Born en Barcelona donde cientos de personas se concentran tras el fin del estado de alarma. EFE/Quique Garcia.

El fin del estado de alarma ha pillado a muchos españoles bailando. En la mayoría de las ciudades, los jóvenes han decidido prolongar la fiesta en la medida de lo posible y se han reunido en calles y plazas y también en domicilios.

En Madrid, miles de madrileños se han lanzado esta noche a las calles de la capital para festejar el fin del estado de alarma y del toque de queda, la mayoría jóvenes consumiendo alcohol en las calles ante la impotencia de la Policía Municipal que ha tenido que desalojar la Puerta de Sol.

En la Comunidad se ha dado la paradoja de que a las 23.00 horas los ciudadanos se tenían que recoger en sus casas porque aún regía el toque de queda y podían ser multados por no respetarlo, pero una hora después tenían de nuevo libertad de movimiento sin restricciones -salvo aquellos que residen en zonas concretas con una alta incidencia del virus-.

Pero muchos jóvenes se han saltado esta “hora fantasma”, no así los locales de restauración que han echado el cierre a las once de la noche y una hora antes han dejado de servir, conforme a la norma.

En el barrio de Malasaña, uno de los más alternativos y populares para salir de copas, se han producido concentraciones y aglomeraciones de jóvenes, que al grito de “puto toque de queda” y “libertad” se han reunido en la Plaza 2 de mayo, sin guardar las distancias y, algunos, sin mascarillas.

Barcelona

Medio millar de personas, muchas de ellas sin mascarilla y sin respetar las distancias de seguridad, se han reunido en la madrugada de este domingo en el paseo Lluis Companys de Barcelona, bajo el Arco de Triunfo, tras finalizar a las 00.00 horas el estado de alarma.

Esta ha sido una de las principales aglomeraciones que se han registrado en la capital catalana una vez que ha decaído el estado de alarma y con él el toque de queda que en Cataluña estaba fijado a partir de las 22.00 horas.

Otros puntos en los que se han juntado decenas de personas han sido la plaza de los Ángeles, el paseo del Born, plazas como la de Gracia y la de la Revolución o diversas playas de la ciudad.

Con la restauración cerrada desde las 17.00 horas y el toque de queda a partir de las 22.00 horas, en Barcelona se han escuchado esta noche más fiestas en pisos particulares de lo habitual en las últimas fechas.

La medianoche se ha recibido con petardos y gritos de alegría, y a partir de entonces por la calles de la ciudad han empezado a circular barceloneses y turistas dispuestos a reencontrarse con la noche.

Almeida: «Libertad no es infringir las normas»

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha tachado de «lamentables» las congregaciones multitudinarias que se produjeron esta pasada madrugada en distintos puntos de la capital tras decaer el estado de alarma y traslada que «libertad no es infringir las normas».

«Las imágenes de ayer son lamentables. Los botellones no están permitidos en la ciudad de Madrid. Muestro condena absoluta ante las imágenes de ayer. Pese al despliegue policial se han seguido produciendo estas imágenes», ha lanzado Almeida en declaraciones a los periodistas tras celebrarse un acto por el día de Europa.

La Policía Municipal de Madrid ha realizado esta noche más de 450 intervenciones por las aglomeraciones de personas que se han producido en distintos puntos de la capital tras decaer el estado de alarma y el toque de queda.

Bilbao y San Sebastián

Como si de una Nochevieja se tratara, al dar las doce y ya sin toque de queda ni restricciones de movilidad, miles de vascos han salido a la calle con mucha ilusión, muchas con bolsas con bebidas y con música a tope en plazas y parques, y se han lanzado cohetes y petardos.

En municipios de los tres territorios se han juntado jóvenes que se saludaban y festejaban en grupos en los que se veían pocas mascarillas.

Así, centenares de personas se han dado cita en el Parque de Doña Casilda y la Plaza de Unamuno del Casco Viejo en Bilbao, así como en la Parte Vieja de San Sebastián, en la Plaza de la Virgen Blanca de Vitoria, y también en las playas de la costa vasca, como la de Arrigunaga en Getxo.

La Ertzaintza y las diferentes policías locales han tenido que intervenir puntualmente para disolver algunas aglomeraciones por grupos que bebían alcohol en la calle, pero sin que se hayan registrado incidentes importantes.

Castilla y León: disparos, quema de contenedores y agresiones

Por su parte, en Castilla y León se ha recibido la vuelta a la vida sin restricciones con disparos en Hontoria (Segovia), agresiones en Valladolid y en Ávila y la quema de media docena de contenedores en la capital. Los principales incidentes se han concentrado en las capitales de Salamanca, Valladolid, Burgos, León y Ávila, según informan diversas fuentes a Europa Press.

Salamanca ha sido la capital que más llamadas al 1-1-2 ha aglutinado por incumplimientos de medidas Covid y ruidos. Así, nada más dar las 0.00 horas, cerca de medio millar de personas se concentraban en la Plaza Mayor de la capital para celebrar el final del Estado de Alarma y de allí trasladaban la fiesta a diversas zonas de la ciudad, en especial, al Puente Romano, donde se dirigieron sobre las 01.30 horas.

En Valladolid, el epicentro de las concentraciones se han vivido en Las Moreras. Allí se produjeron varios botellones que han sido disueltos por la Policía Municipal. Además se han recibido seis avisos de vecinos por ruidos y se han producido dos agresiones. La primera de ellas en Las Moreras a las 3.23 horas, con un joven de 19 años herido al recibir un botellazo en la cabeza y que ha tenido que ser trasladado al Clínico Universitario. La Policía ha detenido a dos personas por estos hechos.

También se ha detenido a un varón por robar en un quiosco de Parquesol y los bomberos han tenido que intervenir por la quema da media docena de contenedores en Doctor Daza, Avenida Segovia y Eusebio González Suárez. En Ávila se registró también una agresión a un joven de 20 años en la calle Agustín Rodríguez Sahagún. El varón, del que no se disponen más datos, fue trasladado al Complejo Asistencial de Ávila.

En Segovia, levantaron dos actas por incumplimiento del toque de queda entre las 22.00 horas y las 00.00 horas, además de intervenir pasada las 00.00 horas en la Plaza Mayor donde jóvenes se habían reunido para celebrar el final del toque de queda, con la presencia de la Policía Local que fue la encargada de que se disolvieran rápidamente.

Asimismo, en Hontoria la Policía Nacional recibió el aviso de un vecino en el que aseguraba que en una zona del pueblo ha escuchado tres disparos. Una dotación policial ha acudido al lugar y ha encontrado tres cartuchos de caza de escopeta detonados. La Policía está haciendo gestiones en la finca donde se hicieron los disparos para poder ampliar la información y determinar los motivos, si fue para celebrar el final del toque de queda o si fue otro motivo y quién pudo realizarlos, señala la subdelegación del Gobierno.

Un policía herido y botellones en Sevilla

La primera noche sin estado de alarma en la ciudad de Sevilla se ha saldado con el cierre de un local por trabajar fuera del horario legal, botellones por distintos puntos de la ciudad y un policía local herido tras intervenir en una reyerta, entre otros sucesos.

Según han informado a Efe fuentes policiales, el agente resultó herido tras acudir a una pelea en la calle Sociología poco antes de las doce y media junto a una discoteca, después de que un joven de 22 años agrediese a otro, de 27, con una botella rota, causándole cortes en el cuelo.

Los agentes han recorrido durante la madrugada varios puntos de la ciudad, donde se ha recuperado la imagen durante la noche de zonas como La Alameda de Hércules con muchas personas haciendo botellón.

Pasadas las dos de la madrugada, hora límite para el funcionamiento de las discotecas, la Policía ha tenido que supervisar el cierre de algunos locales, e incluso ha tenido que disolver una fiesta en un local sin ningún tipo de licencia.

Te puede interesar

Comentar ()