La gran mayoría de campus de las universidades catalanas han amanecido con pintadas reivindicativas y con las entradas y accesos bloqueados por barricadas y piquetes informativos con motivo del día de huelga convocada por el Sindicat d’Estudiants dels Països Catalans (SEPC).

Así lo ha afirmado a Efe la portavoz del SEPC, Anna Clua, que ha recordado que la jornada de huelga entre los estudiantes universitarios y de secundaria es para exigir a los rectores de las universidades públicas su «compromiso» para «revertir la emergencia de las universidades» y que firmen las peticiones recogidas en la carta «Compromiso contra la crisis educativa».

En la Universidad Autónoma de Barcelona los estudiantes, que han pasado allí la noche, han vuelto a cerrar los accesos al campus por carretera con contenedores y desde la estación de ferrocarriles, además de impedir la entrada a algunas facultades con barricadas formadas por mesas y sillas.

En la Universidad Pompeu Fabra (UPF), el comité de huelga del campus Ciutadella ha pasado allí la noche y también ha bloqueado los accesos.

El campus Mar de la UPF igualmente ha amanecido con los accesos bloqueados y con pintadas reivindicativas con los mensajes «Rectores, firmad el compromiso», «Educación púbica y de calidad» o «Contra la crisis educativa».

El Campus Mundet de la Universidad de Barcelona (UB) también ha amanecido con pintadas reivindicativas en las que se puede leer «Defendemos la pública. 13-M. Huelga», que igualmente aparecen en pintadas en los institutos Gabriel Ferrater, Vila-seca y Domènech i Montaner de la ciudad de Reus (Tarragona).

También están obstaculizados algunos accesos al campus Hospital Clínic de la UB con precintos y mobiliario de aula, y donde se han colgado pancartas en las que se puede leer «Huelga 13-M por el compromiso. Vaciamos las aulas» y «Defendemos la pública».

Del mismo modo, se impide el acceso a las facultades de la Universidad de Girona situadas en el barrio viejo con vallas y contenedores.

Sobre las 10:30 horas las diferentes columnas de estudiantes se dirigirán hacia la Plaza Universidad de Barcelona, donde está previsto que arranque la manifestación que acabará ante la sede del Parlament, que este jueves celebra reunión plenaria.

Anna Clua ha afirmado que en el Parlament «es donde están los representantes públicos», que son los que «tienen que ofrecer soluciones» a la «crisis educativa», sobretodo «el nuevo Govern», que «tiene que abordar con urgencia la equiparación de los precios entre grados y máster», ya que en el caso de los máster propios que imparten las universidades públicas «alcanzan precios prohibitivos privados de 6.000 u 8.000 euros por curso».