El aeropuerto de Palma de Mallorca ha tenido que paralizar su actividad debido a la presencia de pasajeros en las pistas, tal y como han informado los controladores aéreos en su cuenta oficial de Twitter.

Los responsables del caos en el espacio aéreo son unas personas que volaban en un avión procedente de Marruecos hacia Turquía, de Air Arabia Maroc, que «por motivos médicos» ha tenido que realizar una parada en el aeropuerto de Palma, ha informado el diario El Mundo.

Una veintena de coches de la Guardia Civil y de seguridad del aeropuerto de Palma buscan esta noche por las dos pistas y sus aledaños al grupo de pasajeros.

El aeropuerto mantiene suspendidas 20 operaciones de salida, 27 de llegada y ha obligado a desviar 9 aviones a otros aeropuertos.

Según ha informado a Efe un portavoz de Aena, 5 vuelos con destino a Palma han sido desviados a Barcelona, 2 a Valencia y otros 2 a Menorca.