Mujeres | Sociedad

Formación y empoderamiento para impulsar el empleo de la mujer

Como parte de su Plan de Responsabilidad Pública frente al COVID-19, Endesa ha desarrollado con la Fundación máshumano el programa de formación Impulsa Mujeres para favorecer su inserción sociolaboral

Como parte de su Plan de Responsabilidad frente al COVID-19, la compañía ha desarrollado con la Fundación máshumano el programa de formación Impulsa Mujeres para favorecer su inserción sociolaboral.

Natalia, Belén y Cristina han sido tres de las participantes en el programa Impulsa Mujeres desarrollado por Endesa y Fundación máshumano.

Cerca del 17 por ciento de españolas en edad de trabajar están desempleadas. La pandemia no ha hecho sino agravar el problema del paro femenino, especialmente entre las mujeres mayores de 50 años. Según ha constatado recientemente la Organización Internacional del Trabajo, uno de los sectores más afectados por esta crisis ha sido el sector servicios, compuesto mayoritariamente por mujeres. Más desempleo y precariedad se traduce en dificultades adicionales para conciliar vida laboral y familiar. Precisamente para mejorar la incorporación al mercado laboral de mujeres desempleadas con responsabilidades familiares, Endesa y Fundación máshumano pusieron en marcha en diciembre de 2020 el programa de formación Impulsa Mujeres. Un año después, sus 450 participantes han mejorado su empleabilidad y muchas de ellas han encontrado trabajo.

Impulsa Mujeres es uno de los más de 150 proyectos que Endesa ha apoyado a través de su Plan de Responsabilidad Pública frente al COVID-19, puesto en marcha al comienzo de la pandemia para, en colaboración con administraciones y entidades del tercer sector, ayudar a paliar las consecuencias socioeconómicas de la crisis sanitaria. Desde marzo de 2020, la compañía ha destinado 25 millones de euros a ayuda médico sanitaria y a proyectos de apoyo a pymes, desempleados y familias y colectivos en situación de vulnerabilidad.

Trabajar y conciliar

Basado en la formación teórico-práctica y el coaching grupal, el programa diseñado por la Fundación máshumano está dirigido a aquellas mujeres con hijos a su cargo u otras responsabilidades familiares que se encuentran en situación de desempleo y que en particular han perdido su trabajo a partir de marzo de 2020 como consecuencia de la pandemia. Impulsa Mujeres ha sido pensado para mejorar sus aptitudes y su autoestima a la hora de enfrentarse a la búsqueda de empleo.

El 93 por ciento de participantes ha conseguido entrar en procesos de selección, y el 55 por ciento ha conseguido un empleo

La entidad ha detectado que las principales dificultades que encuentran estas mujeres para encontrar trabajo son, además de la edad, tener un currículum que no prospera en los procesos de selección, y dificulta por tanto su posibilidad de destacar en un entorno de poca oferta de empleo y mucha demanda, así como la falta de una cualificación adecuada y la obligación de conciliar. El fracaso en la búsqueda provoca en muchas de ellas un sentimiento de desaliento que no hace sino dificultar el objetivo de conseguir un trabajo. «Me encontraba totalmente perdida en la búsqueda de empleo, dando palos de ciego y sin rumbo, solo malgastaba mi tiempo y mi ánimo», explica Belén, madrileña de 52 años diplomada en Empresariales y participante del programa.

Protagonistas de su propio futuro

Por ello, Impulsa Mujeres pretende que las participantes sean protagonistas de su propio proyecto profesional. Que desde la formación, el autoconocimiento y la mejora de la autoestima puedan dirigir su inserción sociolaboral, con un itinerario ajustado a sus necesidades, intereses, expectativas y circunstancias personales. «Gracias al apoyo de Endesa, el objetivo de este programa ha sido contribuir a generar una mayor igualdad de oportunidades ante el empleo, ayudando a las mujeres a mejorar su empleabilidad y posicionarse en mejores condiciones en el mercado laboral, a través de su transformación personal, reforzando sus capacidades, favoreciendo su autonomía y facilitándoles los recursos y herramientas necesarias», explica Beatriz Sánchez Guitián, directora general de Fundación máshumano.

La metodología del programa contempla tres fases: un primer módulo de formación teórico-práctica, un módulo de coaching grupal dirigido a reforzar las competencias adquiridas a través del aprendizaje cooperativo y la colaboración entre las participantes, y un tercer módulo de seguimiento y evaluación. El programa, gratuito, 100% online y con una duración total de 25 horas, se ha desarrollado entre enero y junio de 2021 a través de siete convocatorias en las distintas comunidades autónomas donde Endesa tiene presencia: Madrid, Andalucía, Extremadura, Cataluña, Aragón, Galicia, Canarias y Baleares.

Autoconfianza y motivación

Impulsa Mujeres ofrece herramientas específicas orientadas a optimizar la búsqueda de empleo, como puede ser aprender a hacer un buen currículum, conocer el funcionamiento del mercado laboral y las plataformas digitales de búsqueda de oferta y demanda, saber cómo afrontar una entrevista de trabajo o conocer las posibilidades de emprender un negocio. Pero brinda a las participantes una visión integral de la cuestión. Por ello insiste en el autoconocimiento y la importancia de tener una estrategia de futuro, en el desarrollo de las llamadas soft skills (comunicación, asertividad, empatía, inteligencia emocional), en aprender a ser flexibles y en los beneficios de trabajar en la ampliación y refuerzo de una red de contactos. La puesta en común con otras compañeras es clave para reforzar su autoconfianza y motivación.

Gracias al trabajo realizado, Belén y sus compañeras han conseguido «ver el camino, difícil y largo sí, pero con rumbo y con brújula». Ella forma parte del 93 por ciento de participantes que ha logrado entrar en procesos de selección, y del 55 por ciento que ha conseguido un empleo. «Estoy feliz. Para mí el Programa Impulsa Mujeres ha sido el punto de arranque que necesitaba para confiar en mí. Estoy convencida de haber conseguido este puesto de trabajo gracias a lo que he aprendido y a la energía positiva del equipo. Con 52 años, después de estar tiempo sin trabajar, me sentía muy insegura a la hora de buscar trabajo y me conseguí el impulso y la seguridad que necesitaba».

«No dejar a nadie atrás»

El testimonio de otras compañeras confirma el impacto de la iniciativa. Natalia, secretaria de 55 años de Madrid, llevaba un año desempleada. «Necesitaba un punto de partida para iniciar mi reincorporación al mercado laboral, y este proyecto me lo ha proporcionado. Me ha aportado herramientas para enfrentarme a mis inseguridades y poder así comenzar mi búsqueda desde una posición más fuerte», asegura. «Es un curso totalmente práctico y recomendable», añade Cristina, gaditana de 39 años, técnico superior en Educación. «Me ha dado una visión que desconocía y el empuje que necesitaba para seguir buscando empleo sin rendirme».

Para María Malaxecheverría, directora general de sostenibilidad de Endesa, «esta iniciativa refleja, una vez más, el compromiso de la compañía de no dejar a nadie atrás. Somos sensibles a las necesidades del entorno, orientando nuestra actividad a dar respuesta a los grandes retos sociales, ambientales y éticos que afronta la sociedad. En este contexto, no podíamos sino responder a la crisis sin precedentes que ha originado la pandemia y, entre las actividades llevadas a cabo, tener un especial foco en los colectivos que parten de un contexto más difícil. Estamos especialmente contentos de apoyar la inclusión social de las mujeres y propiciar la plena integración de la diversidad en general y de la igualdad género en particular».

Te puede interesar