Sociedad

Identificado el autor del robo de un mapa del Caribe del siglo XVI

Primer mapa del Caribe

Primer mapa del Caribe

La policía ha identificado a un ciudadano español sin antecedentes como presunto autor del robo del mapa más antiguo del Caribe, del siglo XVI, cuya desaparición se detectó cuando en el 2019 el documento se trasladó desde la catedral de Palencia a la de Burgos para una exposición.

Según ha informado hoy el diario El País y han confirmado a Efe fuentes de la Policía Nacional, el mapa desapareció probablemente del lugar donde se encontraba desde hacía cinco siglos, en la catedral de Palencia.

Catedral de San Antolín de Palencia
Catedral de San Antolín de Palencia CC

El mapa, tallado en madera, nunca llegó a Burgos, donde lo que se recibió fue otro mapa del Río de la Plata, menos antiguo y de mucho menor valor.

El sospechoso del cambiazo de los mapas es un ciudadano español, sin antecedentes, pero que encaja en el perfil que habían trazado los investigadores.

La Policía Nacional siguió primero la pista de un mapa idéntico que se intentaba vender en Estados Unidos, aunque no era el que desapareció en Palencia.

La clave para estrechar el cerco ha sido el análisis del mapa de Río de la Plata que se envió a la catedral de Burgos para sustituir al del Caribe, en el que se encontraron varias pistas que señalan al actual sospechoso.

La Fiscalía de Burgos ha confirmado que se halla a la espera de recibir el informe de los agentes para emprender «las acciones oportunas».

Fuentes policiales han señalado que la detención del sospechoso podría llevarse a cabo en los próximos días.

El diplomático e historiador Pedro Mártir de Anglería se reunió en 1514 con el arzobispo y cartógrafo real Juan Rodríguez de Fonseca y acordaron dibujar el primer mapa cartográfico del Caribe, una joya de gran valor histórico en la actualidad.

En octubre de 2019, el Fórum Evolución de Burgos acogió la exposición Burgos. Legua cero del viaje de Magallanes-Elcano, que rendía homenaje a la primera circunvalación del planeta, completada en 1522.

Y estaba previsto que en esa muestra se exhibiera ese mapa, incluido en el libro Legatio Babilonica, que se guardaba desde hacía siglos en la catedral de Palencia, pero el documento nunca llegó a Burgos.

Te puede interesar

Comentar ()