Nadie ha podido con el Real Madrid. Ni los multimillonarios PSG y Manchester City, ni el ex campeón Chelsea ni la venganza del Liverpool. Tampoco el culebrón Mbappé. La historia, la épica, la resistencia pudo más y el equipo de Carlo Ancelotti estalló en euforia tras proclamarse campeón en París.

La 14ª Champions League serán las exhibiciones de Benzema, la épica de Rodrygo, los pulmones de Fede Valverde, la explosión de Vinicius, la solidez de Courtois, la inmortalidad del trío Casemiro-Kroos-Modric. Todos disfrutaron de una celebración que dejó imágenes para el recuerdo.