Sociedad

Cae el 'Cártel del Sur' en Algeciras: agentes corrompidos, tomates de hachís y toneladas de cocaína

Entre los 61 detenidos se encuentran cuatro guardias civiles destinados en Algeciras y un policía que sirve en Málaga

Un agente manipula los falsos tomates rellenes de hachís

Un agente manipula los falsos tomates rellenes de hachís

61 integrantes de la mayor banda de tráfico de cocaína y hachís del puerto de Algeciras han sido detenidos por la Policía Nacional y la Guardia Civil con el apoyo de Europol. La llave de la organización -autodenominada el ‘Cártel del Sur’- para introducir grandes cantidades de droga en España era corromper a aduaneros y agentes policiales de los puertos de Tánger (Marruecos) y Algeciras, mientras que el método para camuflar el hachís era hacerlo pasar por tomates.

Según ha podido conocer este diario en fuentes conocedoras de la operación, entre los arrestados hay cuatro guardias civiles destinados en Algeciras y un policía nacional que sirve en Málaga. «Los tentáculos de esta organización les ha permitido tener en nómina a varios funcionarios policiales, algunos de los cuales, por su destino en el Puerto de Algeciras, facilitaban la salida de los camiones con droga salvando los preceptivos controles, mientras que otros colaboraban facilitando información policial sensible a los jefes de la organización, lo que les ha permitido salir impunes de muchas investigaciones policiales», según los investigadores.

La Policía ha señalado que desde el inicio de la operación, en febrero de 2021, esta red sería responsable de la introducción de 16 toneladas de cocaína que llegaron en contenedores marítimos desde Sudamérica, entre ellas un alijo de 9 toneladas de cocaína incautado en abril de 2018, considerada la mayor aprehensión de esta droga efectuada en Europa.

Información a los jefes del cártel

La «compra» de varios funcionarios policiales permitió que varios camiones con droga pudiesen eludir los controles con facilidad. La dificultad de la operación ha sido extrema, ya que miembros de la policía daban información sensible a los jefes del cártel, lo que les ha permitido salir impunes de muchas investigaciones.

Las fuerzas de seguridad llegaron a documentar más de 150 toneladas de hachís transportadas, de las que se intervinieron más de 83. Los líderes de esta organización asentada en el Campo de Gibraltar se autodenominaban ‘El cártel del sur’, mientras sus socios marroquíes lo hacían bajo el nombre de ‘El cártel de Tánger’. La cocaína llegaba a España procedente de Colombia y de Costa Rica, países en los que la red mantenía contacto directo con los proveedores.

La localización de una nave en Alhaurín de la Torre (Málaga) con 15 toneladas de tomates, 13 de las cuales eran hachís con forma de esta fruta, sirvió como primer hilo de la investigación. Una vez que pasaban los controles del puerto de Algeciras, los camiones llegaban a distintos puntos de la provincia de Málaga, donde se descargaban y se iniciaba el proceso de distribución.

El Proyecto de Análisis de la Corrupción de Europol ha apoyado esta operación facilitando información y soporte analítico, y durante los registros y detenciones, desplazó a un especialista y dos analistas provistos de sendas oficinas móviles para efectuar consultas en tiempo real.

En los 34 registros domiciliarios practicados se han incautado cinco armas de fuego, nueve camiones, siete remolques frigoríficos, 27 turismos, 18 relojes de lujo, un diamante, diez piedras preciosas y numerosas obras de arte pendientes de autentificar. Se han bloqueado y embargado 26 propiedades inmobiliarias valoradas en más de 3 millones de euros y 17 vehículos a motor estimados en más de 400.000 euros. 

Te puede interesar

Comentar ()