Sociedad

Así fue el tenso reencuentro entre Shakira y Piqué en la función de Navidad de su hijo

Shakira y Gerard Piqué, durante el último partido de béisbol de su hijo.

Shakira y Gerard Piqué, durante el último partido de béisbol de su hijo. EUROPA PRESS REPORTAJES

Este jueves era un día clave para Shakira y Gerard Piqué. Seis meses después de anunciar su ruptura, la expareja ratificaba en los Juzgados de Familia de L’Hospilatet de Llobregat el acuerdo de separación que alcanzaron el pasado 7 de noviembre, después de una tensa y agónica negociación que acabó con el exfutbolista cediendo ante el deseo de la cantante de abandonar Barcelona e instalarse en Miami con sus hijos.

En torno a las 9.30, y con minutos de diferencia, Piqué y Shakira llegaban a la Ciudad de la Justicia por puertas diferentes, serios y sin hacer declaraciones sobre este nuevo y esperado cara a cara, que muchos pensábamos que podría ser el último entre ambos antes de la mudanza de la colombiana a Estados Unidos con Milan y Sasha.

Eso sí, fuentes de toda solvencia aseguran que la expareja no es que no se saludase, es que ni siquiera se cruzó durante el cuarto de hora que permanecieron en los juzados, ya que ambos ratificaron su separación ante el juez por separado.

Lo que pocos sabían es que horas después ambos volverían a verse, y en esta ocasión a pocos metros de distancia. Y es que tal y como han captado las cámaras de Europa Press, Shakira y Gerard acudieron en la tarde del jueves a la función navideña de su hijo menor, Sasha.

Intentando pasar desapercibidos y evitando la incómoda imagen de ambos ‘juntos’, la cantante de ‘Monotonía’ llegaba el primer lugar, acompañada por su inseparable Tonino y entraba en coche directamente al centro. Poco después lo hacía el exfutbolista con su madre, Montserrat Bernabeu, y al igual que su ex accedía al colegio en su vehículo después de dar una vuelta a la manzana para que le abriesen la puerta del parquing y esquivar a las cámaras.

Tras disfrutar de la función de Sasha – la última en Barcelona – a pocos metros de distancia (aunque fuentes cercanas apuntan a que ni siquiera se dirigieron la palabra, como ocurrió en el último partido de beisbol de su hijo Milan) ambos abandonaban el lugar.

Primero, Piqué con su madre, muy serio y dejando en el aire cómo había sido este nuevo encuentro con Shakira y si está preparado para que sus pequeños se vayan a vivir a Miami; a los 20 minutos, y tras despedirse de los profesores y demás personal del colegio – agradeciéndole lo bien que les han tratado estos años – la artista, de lo más sonriente tras haber cerrado un nuevo capítulo antes de su inminente marcha de Barcelona, que según la periodista Lorena Vázquez se producirá después de Reyes, como ya ha informado al exfutbolista.

Te puede interesar

Comentar ()