Consumo

Usar programas cortos y lavar en frío alarga la vida de la ropa y es más ecológico

Ropa tendida. Pxhere

Entre los regalos de Navidad y las rebajas, la mayoría de los españoles estrena ropa estos días. No todas las prendas durarán lo mismo, pero hay una forma para tratar de alargar su vida (al menos, de las que te gusten). Sobre ello han investigado un grupo de científicos de la Universidad de Leeds, en Reino Unido, y especialistas de Procter and Gamble, empresa que fabrica detergentes y otros productos relacionados con el lavado de ropa. Sus hallazgos se publican en la revista Dyes and Pigments.

El estudio ha evaluado el impacto del lavado tanto en la ropa como en el medio ambiente, porque cada carga de lavado libera cientos de miles de microfibras, pequeñas hebras que se tiran por el desagüe. Muchos llegan a playas y océanos donde pueden permanecer durante muchos años y ser tragados por criaturas marinas.

A través de pruebas de laboratorio y de consumidores, los investigadores concluyeron que reducir tanto la duración del ciclo de lavado como la temperatura del agua puede alargar significativamente la vida útil de las prendas y reducir la cantidad de tinte y microfibras que se vierten al medio ambiente.

La autora principal del informe, Lucy Cotton, de la Escuela de Diseño de la Universidad, afirmó: «Estamos cada vez más familiarizados con la amenaza ambiental que representa el fast fashion, pero también sabemos que los consumidores aseguran que su ropa pierde ajuste, suavidad y color después de menos de cinco lavados, esto significa que es más probable que los abandonen mucho antes de que se desgasten. Usar lavados más cortos y fríos es una manera simple de que todos puedan hacer que su ropa dure más y mantenerla fuera del vertedero».

Para el experimento, imitando las cargas domésticas habituales, los científicos lavaron 12 camisetas oscuras y ocho de colores brillantes junto con cuadrados de tela blanca para probar la solidez del color. Se utilizaron lavadoras domésticas convencionales y detergente biológico Ariel, comparando ciclos de 30 minutos a 25°C y ciclos de 85 minutos a 40°C (ambos con giros de 1.600 rpm) durante 16 ciclos cada uno. La investigación fue repetida y validada con auténticas cargas de ropa sucia proporcionadas por los consumidores del Reino Unido.

Se hicieron pruebas a las prendas y los cuadrados de tela, y se analizaron las aguas residuales de la lavadora. El análisis químico distinguió los tintes individuales lavados de la ropa, y se recogieron y pesaron microfibras.

Tras el experimento, se extrajeron conclusiones principales:

  • Las camisetas que se lavaron usando el ciclo más frío y rápido perdieron significativamente menos color.
  • Los lavados más rápidos y fríos disminuyeron la transferencia de tinte del lavado coloreado
  • Se liberaron significativamente menos microfibras en las aguas residuales durante el lavado más rápido y más frío.
  • Los investigadores encontraron que el lavado con un ciclo más rápido y más frío redujo la cantidad de liberación de microfibra en el medio ambiente hasta en un 52% y la liberación de tinte hasta en un 74%.

Además, lavar la ropa a 20°C en lugar de 40°C ahorra aproximadamente el 66% de la energía utilizada por carga, de acuerdo con Energy Saving Trust, lo que proporciona aún más razones para usar ciclos más rápidos y fríos para reducir el uso de energía y las emisiones de CO2 .

Comentar ()