Deportes | Salud

Djokovic gana la batalla judicial, pero el Gobierno australiano maniobra para cancelarle de nuevo el visado

La Justicia da la razón al número uno del mundo, retenido desde el 6 de enero en un hotel por no estar vacunado | Sin embargo, el Gobierno australiano podría cancelar todavía el visado

Djokovic, en su primera imagen pública tras ser liberado en Australia

Djokovic, en su primera imagen pública tras ser liberado en Australia

El tenista serbio Novak Djokovic ha ganado la batalla judicial por su visado y podrá entrar finalmente en Australia a pesar de no estar vacunado contra el coronavirus. Sin embargo, el Gobierno australiano ha amenazado con cancelar de nuevo su visado, en otro giro de guion del caso.

El número uno del mundo lleva retenido en un hotel desde el 6 de enero, cuando aterrizó en Melbourne para disputar el Abierto de Australia. Las autoridades del Ministerio de Asuntos Exteriores no aceptaron su visado, pese a que el deportista había recibido luz verde por parte de la Federación Australiana de Tenis.

Finalmente, y tras escuchar los argumentos de los abogados del serbio, el juez Anthony Kelly ha decidido que Djokovic puede entrar en el país y que no puede ser deportado. El juez dictaminó que la cancelación del visado del jugador queda anulada de forma inmediata al considerar que el tenista no tuvo tiempo suficiente para responder al aviso de la cancelación. «A Djokovic se le dijo a las 05:20 horas del pasado jueves que podría tener hasta las 08:30 para dar respuesta al aviso de cancelación de su visado. Después se le pidió una respuesta a las 06:14, y los oficiales tomaron la decisión a las 07:42. Por lo tanto, se le negó al solicitante el plazo hasta las 8:30”, señala el juez Kelly en su sentencia, en la que no entra a valorar ningún asunto de Salud Pública. Se entiende que si los agentes le hubieran dado una hora más de plazo, la sentencia habría sido la contraria.

La liberación de Djokovic se tenía que haber producido a más tardar 30 minutos después de la sentencia del juez, de acuerdo a la BBC. Sin embargo, pasaron varias horas hasta que el propio Djokovic publicó una foto fuera del hotel en el que estaba retenido.

«Estoy encantado y agradecido de que el juez revocara la cancelación de mi visado. A pesar de todo lo que ha pasado, me quiero quedar y tratar de competir en el Abierto de Australia», ha señalado el jugador en Twitter con una fotografía de la pista central del torneo. «Sigo concentrado en eso. Volé aquí para jugar en uno de los eventos más importantes que tenemos. Por ahora no puedo decir más, pero gracias a todos por estar conmigo y animarme a mantenerme fuerte».

El caso todavía no ha terminado

El abogado del Gobierno, Chris Tan, ha señalado que otro Ministerio, el de Inmigración, podría volver a cancelar el visado de Djokovic. De acuerdo a la ley de inmigración del país, el ministro Alex Hawke tiene el poder de cancelar visados sin necesidad de justificarlo, según explica The Age. El reputado periódico australiano ha publicado que las informaciones de que Djokovic había sido arrestado eran falsas.

The Age señala en su información que el ministro de Inmigración tenía cuatro horas tras la sentencia para tomar la decisión de cancelar de nuevo el visado. Y aunque habría decidido no hacerlo, todavía tiene otros atajos legales a su disposición detener al jugador. «El Gobierno ha decidido no tomar una decisión en el periodo de cuatro horas, lo que significa que Djokovic es libre. Se espera que el ministro tome una decisión sobre el visado mañana como pronto», señala el periódico.

Fans de Novak Djokovic celebran la decisión en la puerta de despacho de abogados donde está el serbio EFE/EPA/JAMES ROSS EFE/EPA/JAMES ROSS

El problema con la exención médica

El Gobierno australiano exige la vacuna del coronavirus a aquellas personas que quieran ingresar al país, pero la Federación de Tenis, organizadora del AusOpen, concedió ciertas exenciones a jugadores que hubieran decidido no vacunarse. Para ello, tenían que justificar haber pasado el coronavirus en las semanas previas.

Con la exención aprobada, Djokovic viajó a Australia, pero las autoridades le impidieron el acceso y empezó una batalla judicial que ha dado lugar incluso a manifestaciones y protestas para que dejaran en libertad al jugador. El padre de Nole habló incluso comparó a su hijo con Jesucristo o Espartaco. “Jesús fue crucificado, pero sigue vivo entre nosotros. Ahora intentan crucificar y menospreciar a Novak y ponerlo de rodillas (…) Se ha convertido en el símbolo y en el líder del mundo libre, el líder del mundo de las naciones y las personas pobres y necesitadas», señaló recientemente.

Djokovic, campeón de 20 Grand Slam, será de esta manera el máximo favorito para el Abierto de Australia, un torneo que ya ha ganado nueve veces y cuya edición de 2022 se jugará del 17 al 30 de enero.

Te puede interesar

Comentar ()