Deportes

Cerveza y batallas campales entre los alemanes y escoceses que han inundado Sevilla

Un hincha escocés del Rangers, en Sevilla antes de la final de la Europa League.

Un hincha escocés del Rangers, en Sevilla antes de la final de la Europa League. EUROPA PRESS

La cerveza y las batallas campales protagonizan en estos momentos la previa de la Final de la Europa League que se disputa esta noche en Sevilla. Los enfrentamientos entre las aficiones del Eintracht de Frankfurt y del Rangers F.C. causan el caos en las calles de Sevilla, inundadas por unos 200.000 hinchas de ambos conjuntos que, en su mayoría, han aliviado el calor en la capital andaluza a base de cerveza desde primera hora de la mañana

Las peleas entre alemanes y escoceses comenzaron ayer, un día antes del partido, cuando un grupo de 200 ultras del conjunto alemán preparó una emboscada contra los seguidores del Rangers que se apostaban en un bar. Los hechos, según la Policía Nacional, acontecieron sobre las 00.00 horas frente a la Catedral de Sevilla. La Policía logró detener a cinco individuos con los colores del Eintracht, a los que imputa desórdenes públicos por los disturbios y agresiones. La pronta actuación de las Unidades de Intervención Policial que estaban ubicadas en la Plaza de San Francisco provocó la disolución del enfrentamiento, en el que además de vasos y botellas, también volaron bengalas.

El amanecer no ha calmado ni a alemanes ni a escoceses. Tanto unos como otros han inundado las calles de Sevilla durante toda la jornada, siempre cerveza en mano y bajo el sol de justicia que ha llevado el mercurio hasta los 35ºC. Uno de los epicentros de la final es la Plaza de España, donde se ha colocado la Zona Festival. Allí, en la histórica plaza, se han grabado las imágenes de un escocés lanzándose a la fuente.

La fan zone para los seguidores del Rangers FC se ha situado en las inmediaciones del Estadio de La Cartuja, donde se ha colocado una pantalla gigante para que los aficionados sin entrada puedan presenciar el partido. La fan zone alemana se encuentra en el Prado de San Sebastián. Los dos lugares destinados a las aficiones cuentan con barras y aseos. El Ayuntamiento de Sevilla ha destacado en los días previos a la final que el evento dejará un impacto económico de 60 millones de euros y lleno en la ocupación hotelera de la ciudad.

El dispositivo de seguridad se compone de más de 5.500 agentes, atendiendo a la magnitud de la convocatoria, y participa la Policía Nacional, la Guardia Civil, la Policía Local de Sevilla, la Unidad de Policía Adscrita a la Junta de Andalucía y el servicio privado de seguridad del Estadio del Estadio Ramón Sánchez Pizjuán. Además, intervienen servicios de Bomberos, Protección Civil y 061.

Para coordinar la actuación de los distintos cuerpos y servicios se ha habilitado un Centro de Coordinación en la Jefatura Superior de Policía de Andalucía Occidental, que estará operativo desde las 18 horas hasta las 2 de la madrugada. Por su parte, el estadio Ramón Sánchez Pizjuán destina 1.210 vigilantes de seguridad privada y auxiliares, que podrá ampliarse, así como 24 perros y guías especializados en la detección de material pirotécnico y estupefacientes. Policía Local, Bomberos y Protección Civil destinan también numerosos efectivos, a los que hay que añadir dos ambulancias con su correspondiente dotación de médicos, enfermeros y técnicos del 061.

Te puede interesar

Comentar ()