Deportes

El "no" de Mbappé, el último golpe: "LaLiga ya no es lo que era"

Tras las salidas de Neymar, Cristiano y Messi en los últimos años, LaLiga recibe otro varapalo con "no" de Mbappé al Real Madrid | Al-Khelaifi: "Tebas tiene miedo de que la Ligue 1 supere a La Liga"

Kylian Mbappé, durante su rueda de prensa del lunes en París

Kylian Mbappé, durante su rueda de prensa del lunes en París EFE/EPA/Christophe Petit Tesson

Primero se fue Neymar, después Cristiano Ronaldo y luego Lionel Messi. La Liga española de fútbol fue diciendo adiós a sus grandes cracks en los últimos años, pero lo peor para la patronal de clubes ya no es los que se van, sino los que no vienen. El no de Kylian Mbappé al Real Madrid es el último golpe al mentón a un torneo que cada año cede más distancia con la Premier League.

Tras perder a Neymar, Cristiano y Messi entre 2017 y 2021, LaLiga se agarraba esta temporada al golpe de efecto que iba a suponer la llegada de Mbappé al Real Madrid. Pero el crack francés eligió seguir en el Paris Saint-Germain. Y apenas diez días antes, el Manchester City anunciaba un acuerdo con Erling Haaland, la otra gran perla del futuro. Ninguno de los dos jugará en España, al menos a corto plazo.

El enfado en LaLiga quedó patente enseguida. El sábado a las 20:35 de la tarde emitió un durísimo comunicado en el que anunciaba que interpondrá una denuncia ante las autoridades francesas y europeas y ante la UEFA por el comportamiento del PSG. Y Javier Tebas, presidente de la patronal, se despachó a gusto en Twitter. «Lo que va a hacer el PSG renovando a Mbappé con grandes cantidades de dinero (a saber dónde y cómo las paga) es un insulto al fútbol», indicó el mandamás de LaLiga, asegurando que el PSG ha dado pérdidas de 700 millones de euros en los últimos años. «Al-Khelaifi es tan peligroso como la Superliga».

LA respuesta de Al Khelaifi: «Tebas tiene miedo»

Nasser Al-Khelaifi, el presidente del PSG, respondió este lunes a Tebas durante la rueda de prensa que organizó el club para presentar el nuevo contrato de Mbappé con el conjunto francés, propiedad de Qatar desde 2011. «Tengo mucho respeto a LaLiga, pero merecemos respeto. Tenemos al mejor jugador del mundo y eso es lo más importante de todo. Todo lo que dice Tebas no es problema mío. Tebas tiene miedo de que la Ligue 1 supere a LaLiga. LaLiga ya no es lo que era«.

«Hoy es un gran día para la historia del PSG y es muy importante para Francia y la Ligue 1. Mantenemos al mejor jugador del mundo. El sueño de Kylian siempre es ganar y aquí tenemos uno de los mejores campeonatos del mundo. Él sigue aquí porque el PSG le ha dado las mejores condiciones para mantener nuestros objetivos deportivos de ganar, ganar y ganar», añadió el máximo dirigente del club parisino.

Nasser Al-Khelaifi y Kyliian Mbappé, el lunes en la rueda de prensa sobre su nuevo contrato | EFE/EPA/Christophe Petit Tesson

España, ¿La Liga de las estrellas?

A principios de siglo, en la época de los galácticos del Real Madrid, LaLiga se autopromocionaba como La Liga de las Estrellas. Después emergió la figura de Lionel Messi y al poco tiempo llegó Cristiano Ronaldo para inaugurar una década tremenda para el campeonato doméstico.

Aterrizaron cracks como Neymar, Luis Suárez, Gareth Bale o Luka Modric y otras estrellas que ya estaban en La Liga no se querían marchar. Andrés Iniesta, Xavi Hernández, Sergio Ramos, Iker Casillas y un largo etcétera continuaron en España en el apogeo de sus carreras pese a que otras Ligas, especialmente la Premier League, empezaban a tener más músculo económico y a ofrecer suculentos contratos.

El binomio Messi-Cristiano, el buen hacer de Diego Simeone en el banquillo del Atlético y la regularidad del Sevilla llevaron al fútbol español a dominar Europa. El podio del Balón de Oro fue durante varios años propiedad de LaLiga, mientras que la Champions y la Liga Europa caían casi siempre en manos españolas.

Pero ese desenfreno futbolístico comenzó a resquebrajarse y en cosa de cuatro años, la poderosa liga perdió a dos de los mejores futbolistas de su historia, Cristiano y Messi, y a otro que iba camino de serlo, Neymar. Y la Premier League empezó a distanciarse cada vez más de LaLiga.

Neymar, el primero en salir

En 2017 se produjo la primera huida. Fue la del brasileño Neymar, que, pese a formar un tridente descomunal con Messi y Luis Suárez en el Barcelona, se dejó seducir por los petrodólares del PSG. El club francés pagó los 222 millones de su cláusula de rescisión. Fue el fichaje más caro de la historia.

Un año después fue Cristiano Ronaldo, estandarte del Real Madrid, el que abandonó LaLiga para fichar por la Juventus de Turín. Ahí le esperaban nuevos retos y también una política fiscal bastante más benévola. Messi pidió irse en 2020, pero el contrato que tenía firmado le impedía salir si no ponía cientos de millones encima de la mesa. Y cuando en 2021 quería ampliar su contrato, el Barcelona tenía la caja vacía, así que el astro puso rumbo a París.

Tebas: «Las estrellas no son imprescindibles»

El adiós de Messi fue un duro varapalo para LaLiga en un momento en el que la Premier seguía ganando enteros como la mejor liga del mundo. Actualmente hay unanimidad. La Premier es el campeonato más atractivo, el que más se ve y el que más vende en los mercados asiático y americano. Tebas admitió en 2020 que una posible salida de Messi sería más dañina que la de Cristiano Ronaldo.

Duele que se vaya Messi, pero nosotros hemos trabajado mucho para que nuestro valor en derechos audiovisuales no caiga»

Javier Tebas

«La salida de Cristiano, aunque se molesten en Madrid, tuvo un impacto casi nulo porque en LaLiga llevamos años preparándonos para que la marca trascienda a los jugadores», dijo en el verano de 2020 en RAC1. «Pero el caso de Messi es distinto. Messi es el mejor jugador de la historia del fútbol. Hemos tenido la suerte de haberlo tenido siempre en nuestra Liga. Yo creo que la salida de Messi sí se notaría».

Mbappé y los derechos audiovisuales

Sin embargo, en 2021 cambió ligeramente el argumentario. Ya no importaba tanto la marcha del argentino. «Se fue Neymar, se nos fue Cristiano Ronaldo, se nos fue Messi, que ha sido una salida un poco traumática», señaló. «Duele que se vaya Messi, pero nosotros hemos trabajado mucho para que nuestro valor en derechos audiovisuales no caiga».

«De hecho, tenemos las próximas cuatro temporadas vendidas y en ningún sitio hay una cláusula que ponga que pagarán menos si se va Messi. Los jugadores no son tan importantes para que los operadores vendan suscripciones. Importan, ayudan, pero no son imprescindibles».

Lo que está claro es que LaLiga necesitaba una alegría después de tantas salidas. Pero ese balón de oxígeno no será Mbappé ni Haaland.

Te puede interesar

Comentar ()