Tendencias

Dos décadas de Florentino Pérez: la segunda edad de oro del Real Madrid

El empresario llevó al club blanco a una nueva dimensión deportiva y económica. Sus dos mejores recuerdos son el fichaje de Zinedine Zidane y la Champions de 2002 en Glasgow

logo
Dos décadas de Florentino Pérez: la segunda edad de oro del Real Madrid

Imagen: CV

Resumen:

El 16 de julio del año 2000, Florentino Pérez derrotaba a Lorenzo Sanz en las elecciones presidenciales del Real Madrid con dos grandes promesas: sanear la deuda del club, disparada a pesar de las dos Champions conquistadas (1998 y 2000), y fichar a Luis Figo, capitán y emblema del Barcelona.

Los grandes jugadores te hacen crecer deportiva y económicamente»

Florentino Pérez en Fox Sports

Figo fue presentado en el Santiago Bernabéu una semana después y la deuda del club madrileño quedó saneada a los pocos años con la venta de los terrenos de la Ciudad Deportiva, donde hoy se ubican las Cuatro Torres. Aquella operación, por la que la entidad se embolsó cerca de 500 millones de euros,y la mudanza a Valdebebas sentaron las bases de la segunda edad de oro del club, la del Real Madrid galáctico y planetario, con Zinedine Zidane y Cristiano Ronaldo como buques insignia.

Veinte años después de que Florentino Pérez accediera a la presidencia, el Real Madrid ha alcanzado una nueva dimensión en todos los aspectos: es, año a año, una de las entidades deportivas más ricas del mundo y ha agigantado su leyenda europea hasta parecerse casi al Real Madrid de Alfredo di Stéfano. Por el camino, fichajes galácticos, una dimisión, un regreso, cinco Champions y (por ahora) cuatro Ligas, la gran cuenta pendiente de la era Florentino.

Zidane, en su presentación en 2001. Real Madrid

Una trayectoria ligada a Zidane

Hay dos momentos que el presidente de ACS guarda con especial satisfacción de sus dos décadas en el palco del Santiago Bernabéu. Y ambos tienen como protagonista a Zidane. El primero fue el fichaje del francés en el verano de 2001. Un año después del bombazo de Figo, Florentino Pérez convenció a Zizou para que abandonara la Juventus y se uniera al proyecto madridista. El empresario era un enamorado de su clase y desembolsó 77 millones de euros para traerle a Madrid.

Aquel dinero, que convirtió a Zidane en el futbolista más caro de la historia durante ocho años, fue posiblemente la mejor inversión de Florentino Pérez en la presidencia del Real Madrid. Los grandes éxitos de su gestión han contado con el sello de Zidane, primero como jugador y después como entrenador. No en vano el segundo gran recuerdo de Florentino Pérez también tiene como protagonista al galo: la conquista de la Champions en 2002 con aquella maravillosa volea en Glasgow.

El colapso de los «galácticos» y la dimisión

Los caminos de Florentino Pérez, Zidane y el Real Madrid se separaron casi a la vez. El primero dimitió en febrero de 2006 después de que el equipo de los galácticos colapsara. «Como a los niños, por darles lo mejor, haces que se confundan pero no tienen ellos la culpa. Hemos hecho una plantilla de grandes jugadores y quizá yo les he maleducado y alguno se ha confundido», señaló en la despedida de su primera etapa, cerrada con dos Ligas, una Champions, un Mundial de Clubes y una Supercopa de Europa.

Meses después, el 7 de mayo de aquel 2006, Zidane disputaría su último partido en el Santiago Bernabéu. «Gracias por su magia», se leía en una enorme pancarta con su rostro en el fondo sur. Pero la temporada del adiós para Florentino Pérez y Zidane en realidad fue un hasta luego.

Ramón Calderón ganó las elecciones presidenciales de 2006 con un proyecto nuevo liderado por Pedja Mijatovic en los despachos y Fabio Capello en el banquillo. Los blancos ganaron dos Ligas consecutivas, pero deambuló por Europa. A eso se sumó un escándalo en una Asamblea de Socios que acabó por empujar a Calderón a la dimisión. Las puertas se le abrían de nuevo a Florentino Pérez.

Regreso de la mano de Cristiano, Kaká y Benzema

«Vuelvo con más ideas, más fuerzas y más pasión que nunca», proclamó cuando se presentó a las elecciones de 2009. Finalmente fue el único candidato y fue investido presidente el 1 de junio. Volvía con un proyecto hercúleo para intentar frenar al Barcelona de Josep Guardiola que se acababa de coronar con un triplete que meses después sería sextete. Cristiano Ronaldo y Kaká llegaron como puntas de lanza de una plantilla a la que se unieron también jugadores como Karim Benzema o Xabi Alonso.

«Tras Los Galácticos, intentamos seguir la línea con jugadores como Cristiano, Kaká, Benzema y Bale, los grandes jugadores te hacen crecer deportiva y económicamente, y ahora ocupamos un puesto en el mundo que creo que es el que merecemos”, señaló el propio Florentino Pérez en una entrevista con Fox Sports en 2017.

El proyecto tardó en dar resultados y el primer gran título no llegó hasta 2012 con la Liga de los récords de José Mourinho. Dos años después, con Carlo Ancelotti en el banquillo y Zidane de segundo entrenador, el Real Madrid ganó su primera Champions en 12 años con un gol agónico de Sergio Ramos que forzó la prórroga ante el Atlético de Madrid.

Con aquel título se inició una era de éxitos sin precedentes en el fútbol europeo. Fueron cuatro Champions League en cinco años, tres de ellas seguidas con Zidane como entrenador, algo que no lograba nadie desde el Bayern de Beckenbauer en la década de los 70.

El adiós de Zidane y Cristiano Ronaldo en 2018 marcó el final de esa época gloriosa en Europa y, después de un año aciago, Florentino Pérez convenció de nuevo al francés para que se hiciera cargo de la plantilla en 2019. Una temporada después, el Real Madrid roza un nuevo título de Liga y el Santiago Bernabéu está en plena reforma para convertirse en uno de los estadios de fútbol más modernos del mundo.

Comentar ()