Un hombre que el pasado día 9 apuñaló a su expareja en Vilafranca del Penedès (Barcelona) se quitó la vida anoche cuando iba a ser detenido por los Mossos, que lo localizaron en el interior de un vehículo en la localidad de Santa Margarida i els Monjos (Barcelona).

Fuentes policiales han informado de que agentes de la Policía Local y de los Mossos localizaron al agresor hacia las 20.30 horas de este lunes en un coche aparcado en la calle Barcelona del barrio de Cal Salines de Santa Margarida.

Cuando los agentes iban a detenerle, el hombre, de nacionalidad marroquí y al que la Policía buscaba desde el mismo día de la agresión, cogió un cuchillo y se cortó el cuello, falleciendo minutos después.

El pasado lunes 9 de marzo el hombre apuñaló a su expareja cuando esta salía de su domicilio, en pleno centro de Vilafranca del Penedès, asestándole dos puñaladas que no afectaron órganos vitales pero que obligaron a ingresarla en el Hospital de Bellvitge, en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona).

Los vecinos de Vilafranca realizaron dos concentraciones en apoyo de la víctima en la plaza de la Vila, la primera el mismo día 9, convocada por la entidad feminista La Ruda, y la segundo el martes, convocada por el Ayuntamiento.