Varias decenas de jóvenes encapuchados han protagonizado en la tarde noche de este domingo distintos altercados en el centro de León para protestar por el toque de queda a causa de la pandemia que rige de 22.00 a 06.00 horas en toda Castilla y León.

Según distintas fuentes, los jóvenes habrían sido convocados por redes sociales a las 20:00 horas frente al Museo Gaudí-Casa Botines, dispersándose posteriormente los concentrados por todo el centro de la ciudad, volcando vallas, encendiendo bengalas que dejaban a su paso a la vez que gritaban «libertad» en contra de las restricciones por la pandemia, informa Efe.

Así, según fuentes policiales, se han registrado daños menores en vehículos, se han volcado vallas y tirado sillas y mesas de terraza en Burgo Nuevo, la calle Alcázar de Toledo y las aledañas a la plaza de la Inmaculada, así como el vuelco de contenedores en las inmediaciones de San Marcos.

Otro grupo se ha dedicado a tirar por los aires las sillas de una terraza de un establecimiento ubicado frente a la Catedral, por lo que muchos vecinos que pasaban por allí grababan los sucesos, y no pocos recriminaban a los jóvenes sus actos.

Agentes de la Policía Nacional y Local han establecido un dispositivo para contener a los jóvenes sin que hasta el momento se haya informado de ninguna detención.

Por otro lado, el dispositivo puesto en marcha este domingo por agentes de la Policía Nacional en las calles del centro de Logroño ha terminado, finalmente, con un total de cuatro personas detenidas, tal y como ha informado la Delegación de Gobierno. Así las cosas, y con estos últimos cuatro detenidos, la Policía ha detenido en apenas 24 horas a un total de 12 personas relacionadas con los disturbios que, durante estos días, se están produciendo en la capital riojana.