La Policía Local de Avilés (Asturias) ha multado con 125 euros a dos jóvenes por tirar cáscaras de pipas en la calle. Se trata de un menor de edad y de un chico de 18 años. Los padres de los jóvenes han expresado su sorpresa ante la sanción, la que consideran excesiva.

Según informa La Nueva España, los chicos se encontraban en la zona deportiva de La Exposición, un lugar de encuentro habitual entre los jóvenes de Avilés. Los agentes se percataron de que los chicos estaban incumpliendo la ordenanza 8.2: «se depositarán en las papeleras instaladas los residuos de pequeño volumen como papeles, colillas, chicles y similares». El incumplimiento de esta ley supone una sanción leve, que conlleva una multa de 125 euros.

«Nos había contado lo ocurrido, pero como no le dejaron boletín de la denuncia pensamos que no se iba a tramitar, que todo iba a quedar en un toque a modo de advertencia para meterles el miedo en el cuerpo. Pero no: 125 eurazos que han ‘calzao’ a la criatura y que pagaremos, más que nada para evitar líos, pero esto nos parece una comedia», han asegurado el padre del menor a La Nueva España. El medio también asegura que los chicos no se enfrentaron a los agentes y accedieron a identificarse sin problemas. «Nos parece una pasada que, con la que está cayendo, los policías anden a la caza de guajes comiendo pipas», ha concluido el padre.