Funcionarios del centro penitenciario Sevilla II, localizado en Morón de la Frontera, han rescatado a un reo de su propia celda después de que este provocase un incendio en la misma.

Según ha informado el sindicato de prisiones Acaip-UGT y han confirmado a Europa Press fuentes de Instituciones Penitenciarias, los hechos acontecieron este pasado martes en la cárcel de Morón, donde funcionarios de dicho centro se percataron de que había humo en la celda de un interno, descubriendo que el mismo había provocado un incendio.

Según el sindicato, el preso había colocado su propia ropa como «barrera» para impedir la apertura de la puerta para su rescate, si bien los efectivos, pese a tal extremo, el humo y la premura de la situación, lograron acceder a la celda y rescatar al preso, después trasladado a la enfermería para comprobar su estado y finalmente conducido a un hospital para descartar que se hubiese intoxicado con el humo.

En el hospital, según el sindicato, el reo había empujado una camilla contra los guardias civiles encargados de su custodia y contra el sanitario que lo asistía.

El sindicato ha destacado la profesionalidad de los funcionarios protagonistas del rescate, pese a «la falta de formación de calidad y de la continuidad requerida en la preparación adecuada ante los altercados de mayor gravedad», así como pese a «la falta de personal en las distintas áreas laborales».