Una esquiadora de 63 años, vecina de Madrid, ha fallecido este lunes tras precipitarse por una ladera en la estación de esquí de Astún, en el Pirineo oscense, después de chocar levemente con su marido, desequilibrarse y salirse de la pista, según ha confirmado a Efe el director comercial del centro invernal, Andrés Pita.

El suceso ha tenido lugar alrededor de las 13.00 horas en el último tramo de la zona de la pista La Secreta.

Hasta el lugar del accidente se ha desplazado el servicio de pistas, que ha evacuado a la mujer hasta el centro médico de la estación, donde ha fallecido.

El fallecimiento de esta esquiadora, asidua a Astún, se suma a otros dos ocurridos en la estación el pasado miércoles y el pasado viernes: un joven de 19 años de Monzón que esquiaba fuera de pistas en la zona de Truchas y un barcelonés de 71 años que cayó por una ladera también en Truchas.

Desde Astún han lamentado este «cúmulo de desgracias y mala suerte» y han destacado que la visibilidad era «total» y que la nieve en pistas «estaba bien».

«En 23 años que llevo trabajando en Astún nunca he visto nada parecido», ha lamentado Pita.