Sucesos

Detenido en Torrevieja un fugitivo de la justicia rusa por defraudar más de un millón de euros

Policía Nacional

Policía Nacional CC

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Torrevieja (Alicante) a un varón de nacionalidad rusa evadido de la justicia de su país sobre el que pesaba una orden internacional de detención para extradición, por un delito contra la hacienda pública cometido en su país entre los años 2007 y 2008. Se le acusa de haber defraudado más de un millón de euros.

Los hechos ocurrieron entre el 1 de enero de 2007 y el 31 de diciembre de 2008, tiempo durante el que el arrestado se encontraba dirigiendo una empresa. En ese período, presuntamente estuvo presentando información falsa a la oficina local de inspección fiscal con respecto a la actividad comercial de la empresa, evadiendo impuestos sobre la suma de 32,859.628,88 rublos, el equivalente a 1,033.125,94 euros, detalla la Jefatura Superior en un comunicado.

Según consta la orden de detención internacional, se evadió de la justicia rusa, que sospechaba que podría encontrarse en este país, o bien en Israel, debido a que cuenta con familiares afincados en este país.

Finalmente, el Grupo de Fugitivos Internacionales perteneciente a la Brigada Central de Crimen Organizado de la Comisaría General de Policía Judicial, remitió al Grupo I de Crimen Organizado de la Comisaría Provincial de Alicante, que se encargaron de la operación, un informe dando cuenta de que este individuo podría estar afincado en la localidad de Torrevieja.

Así las cosas, se estableció un dispositivo policial en aras de localizar el posible domicilio del fugitivo, llegando a centrarlo en un bloque de edificios de la localidad alicantina, en torno al cual se estableció un dispositivo de vigilancia.

Tras varios días de observación sobre la vivienda del investigado, durante una de las vigilancias, los agentes pudieron verle asomarse al balcón de la vivienda, certificando así que se trataba de la vivienda del fugitivo.

Operativo de vigilancia

Sin embargo, mantenido el operativo de vigilancia, el arrestado no salió en ningún momento de la vivienda, por lo que los agentes tuvieron que recurrir a los juzgados de la localidad para solicitar un auto de entrada en la vivienda en virtud de la legislación nacional aplicable sobre los tratados bilaterales y multilaterales aplicables, concediendo el Juzgado un auto de entrada y detención a los agentes.

De este modo, el pasado día 18 de febrero, la tensa y larga espera policial llegó a su fin y dio sus frutos cuando se procedió, en virtud del auto judicial, a la entrada en el domicilio del investigado, facilitando la entrada su propia mujer con sus llaves al ser localizada e instada por los agentes a hacerlo, con el fin de no tener que emplear la fuerza contra la puerta de entrada, cuando fue informada de la autorización judicial concedida para proceder a ello.

Una vez en el domicilio, los agentes, localizaron en su interior al fugitivo a quien detuvieron en el acto. El detenido, de nacionalidad rusa, de 53 años de edad, sin antecedentes previos en España, fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de la misma localidad.

Te puede interesar

Comentar ()