La autopsia realizada al vecino de Manzanilla (Huelva) hallado ayer jueves en estado inconsciente el interior de un vehículo junto a su nieto de 20 meses, con quien desapareció el pasado miércoles, descarta el suicidio como motivo de su muerte.

Según ha informado a EFE el alcalde de Manzanilla, Cristóbal Carrillo, «tras el informe de la autopsia que se le ha dado a la familia queda descartado el suicidio y puede que la muerte le viniese por desvanecimiento por hipoglucemia».

La hipótesis del suicidio fue barajada por la propia familia ya que el fallecido se encontraba en tratamiento psicológico por depresión.

El alcalde ha indicado que esta persona era diabética, por lo que «todo parece indicar que hubiera sufrido un episodio de hipoglucemia y hubiera perdido la consciencia».

«Es posible que se desorientara por la lluvia por los caminos y tras varias horas acabara con un episodio de falta de insulina que le habría provocado la pérdida del conocimiento», ha dicho.

Abuelo y nieto desaparecieron el miércoles después de que salieran en un coche, un Skoda Octavia color negro, en el que fueron encontrados al día siguiente por unos vecinos en un camino del término municipal de Villarrasa.

El abuelo fue trasladado por los servicios sanitarios hasta el hospital Infanta Elena de Huelva, aunque falleció antes de llegar.

El niño está muy grave en la UCI

Por lo que respecta a la salud del niño de 22 meses, continua en estado «muy grave» en la UCI del hospital Virgen del Rocío de Sevilla tras pasar bien la noche.

La madre del pequeño, María Rodríguez, ha explicado a los periodistas que la situación de gravedad se mantiene y que los médicos han explicado que hay que esperar al menos a que pase el fin de semana para ver la evolución del pequeño y hacerse una nueva idea de su estado, sobre todo en lo referente a los posibles daños cerebrales que sufre.

El menor, que según la madre tiene «mejor color», cumplirá dos años el próximo febrero e ingresó en el hospital sevillano tras ser atendido en primera instancia en el centro de salud de La Palma del Condado (Huelva), desde donde fue trasladado en helicóptero.

Los médicos están preocupados por las secuelas que le puedan quedar al pequeño, aunque han informado a los padres de que lo prioritario es observar su evolución y esperar.