Elegir bien el atuendo del día a día puede resultar una tarea complicada y hasta estresante, sobre todo, a la hora de preparar el estilismo para ir a trabajar porque, se crea o no, siempre habrá algún compañero en el ascensor que nos mire de arriba abajo. Aunque las tendencias se inclinan últimamente al eclecticismo, siempre hay alguna que sobresale y que puede servir de guía para vestirnos a la última. Y aquí no sólo va una, sino diez que nos convertirán en los más estilosos de la empresa.

Empecemos por los señores. Lo tienen fácil si el traje de chaqueta, la camisa y la corbata son su uniforme de batalla. Pero, si indumentariamente hablando la compañía es menos o nada rígida, habrá que cuidar mucho más el aspecto. Este otoño los vaqueros siguen dominando, sobre todo, los de pernera estrecha sin  llegar al extremo. Levi’s ha buceado en sus archivos sesenteros para relanzar su modelo 505, un emblemático pantalón que lucieron desde estrellas del rock como los Ramones hasta grafieteros. El nuevo Levi’s (rebautizado ‘C’ de customizado) cambia los clásicos botones de la firma por una cremallera y lo ha estrechado sin llegar a ser incómodos.

sin-titulo-2

De izda. a dcha.: Vaquero 505C, de Levi’s; ‘espadrilles’, de Loewe; chaqueta de Fred Perry; gafas de Ainy More y sudadera, de Pull and Bear.

Los chinos son también una confortable opción y, si están teñidos de colores alegres, mejor. Dockers, cuenta con una gama amplia. Por supuesto, no se les olvide dar unas pequeñas vueltas a los bajos para que se vean los calcetines (y si éstos son llamativos, mejor que mejor). Las camisas y las camisetas se usan a discreción pero, si hay dos piezas que rescatar del olvido son la cazadora vaquera ochentera, amplia y con algún detalle como la que propone Wrangler, y la chaqueta de chándal, que abunda en la colección Sports Authentic de Fred Perry. Si la prenda tomó protagonismo gracias al Britpop noventero (con el grupo Oasis a la cabeza), ahora reaparece con la intención de quedarse como prenda urbana, respetable y funcional. Si tienen que renovar prenda de abrigo, un chaquetón de piel vuelta, como el que sugiere Caramelo en su colección invernal, puede ser una alternativa a la parka o al abrigo de paño.

De izda. a dcha.: chaqueta, de Caramelo; cazadora, de Wrangler, chino, de Dockers; reloj, de Hamilton; mochila, de Gucci.

Aunque parecen una nimiedad, los accesorios son esenciales y merecen especial cuidado. Hacerse unas gafas nuevas es un acierto, sobre todo, si la montura tiene mezcla de pasta y metal, dando un toque retro. Las de Ainy More están fabricadas a mano con los mejores acetatos y las remata unas bisagras muy resistentes. Los relojes siempre han sido un símbolo de distinción e invertir en un cronógrafo de calidad nunca está de más. Hamilton acaba de sacar el modelo Broadway inspirado en la ciudad de Nueva York.

Lo mismo ocurre con las mochilas, más vistosas y con mayor capacidad que las bolsas. Gucci ha lanzado una fabricada con tejido técnico y decorada con parches de aire nipón. A los pies, las cómodas espadrilles que, últimamente, están alargando su vida hasta bien entrado el invierno merced a la bonanza climática y a que firmas como Loewe, las elaboran en piel resultando más resistentes y cálidas.

En cuanto a las féminas, el look ejecutiva se relaja. Imprescindibles son las blusas con dibujos vistosos y tejidos con caída como las que propone Emporio Armani. Los vaqueros reinan de forma autoritaria aunque, esta vez, se presentan más recargados, en tonos plateados, como los de Replay, o con parches y bordados. Los vestidos largos y bohemios también son clave y, si están llenos de flores, mejor. La veterana firma catalana Wom & Now se ha inspirado en el londinense barrio de Bloomsbury para lanzar románticos vestidos con delicados motivos orgánicos.

sin-titulo-1

De izda a dcha., vestido bohemio con flores de Wom&Now, camisa de Armani, chaqueta estilo militar-retro de H&M y pañuelo de dibujos geométricos de Loewe.

El tejido que inunda los escaparates es el terciopelo. Chaquetas, pantalones, vestidos… se acepta todo lo que esté confeccionado con este suave y agradable tejido. Zalando ha invitado a cuatro modelos y actrices (Veronika Heilbrunner, Elisa Sednaoui Dellal, Joséphine de La Baume y Saskia de Brauw) para que realicen un look para su línea This Is Now. Las cuatro han optado por la ciudad de Berlín como referencia y Joséphine rescató el terciopelo como base para su propuesta de la que destaca una americana azul.

Son imprescindibles las chaquetas que recrean los uniformes de los húsares húngaros. Estas prendas de origen militar que se llevaron hace unos años, retoman las calles. Y atención que se aceptan en todo su esplendor: desde las básicas azules con los adornos en blanco o rojo hasta los que se enriquecen con botones y cuerdas doradas. H&M las tiene con todos los galones imaginables.

De izda. a dcha., Bolso de Gucci, chaqueta en terciopelo de la colección «This Is Now» de Zalando, pantalones vaqueros con toque plateado de Replay, jersey deportivo de Hakei y gafas de sol en oro de Linda Farrow Vintage.

Y si hay un look que despunta más que otros es el streetwear. Los jerséis y sudaderas y pantalones con aire deportivo (con elástico abajo) pierden su lado chandalero para convertirse en elementos elegantes dignos de llevar de la mañana a la noche. Hakei, por ejemplo, adorna sus grises prendas de punto con bandas en rosa flúor.

Entre los accesorios, no deben faltar pañuelos de todos los tamaños, estampados y formas, de los que en Loewe tiene un catálogo impresionante. Las gafas de sol también son útiles en los meses invernales y la óptica madrileña La Gafería ha traído desde Londres una serie de Linda Farrow Vintage en reluciente dorado. En cuanto a zapatos, las deportivas siguen siendo clave y no hay que ser muy exigentes porque cualquier modelo vale desde las sencillas en lona blanca hasta las impermeabilizadas, un invento que permite, a los incondicionales de este tipo de calzado ir con él hasta en los días de lluvia. De este último tipo destacan las míticas Chuck Tylor All Star de Converse en un sinfín de colores. A la hora de comprar un bolso, priman los que tienen asa de cadena larga y decorados con apliques y detalles brillantes. Gucci los puso de moda y parece que pretenden quedarse durante tiempo.

  • Aunque las tendencias este otoño tienden al eclecticismo, en el armario masculino despunta el estilo deportivo y, en el femenino, sigue imparable el bohemio con el terciopelo como tejido estrella.
  • En cuanto accesorios, no se olviden de los pañuelos, las mochilas, las alpargatas y las deportivas que se aceptan en todo tipo de materiales, formatos y estampados.