Risto Mejide y Bertín Osborne juntos en Mediaset, pero no revueltos. Uno en Cuatro y el otro en Telecinco. Uno en la pequeña, otro en la grande. Uno le puso los cuernos a TVE con Mediaset y el otro se encuentra en pleno proceso de reconciliación con su primer amor televisivo. «Cuando te han roto el corazón, necesitas cierto periodo para superar una infidelidad. De momento, dame tiempo para poder hablar».

Risto pide paciencia. Después de que en 2015 decidiera abandonar Mediaset, porque no llegó a un acuerdo con la cadena para continuar al frente del programa, y tras vivir un desagradable cruce de opiniones a través de las redes sociales, el publicista requiere tiempo para hablar de ello. Sea como fuera, los responsables del grupo de Fuencarral sólo han necesitado dos años para conseguir que vuelva al redil con un renovado Chester. Chester in love se estrena en Cuatro este domingo a las 21.30 horas. El miércoles, Bertín Osborne entrevistará a David Bisbal en el segundo programa de la nueva temporada de Mi casa en la tuya.

El parecido del nuevo formato con el original es innegable, no obstante contará con novedades. La más llamativa es la presencia en plató de dos grandes elementos visuales y del público, por no hablar de la presencia de personajes que interrumpirán la charla para exponer sus ideas con la intención de provocar una reacción en los invitados.  «No es un programa de entrevistas biográficas, que ya están muy vistas, sino un lugar donde se charla de los temas de la vida que nos preocupan a todos, el amor, el sexo, la fama, la muerte, la fe, la educación… Podremos conocer más cosas de los invitados y de mí, porque si quiero que se tiren al barro yo también tendré que hacerlo». El título del programa es toda una declaración de intenciones.

Risto se encuentra en un momento vital positivo y siente la necesidad de gritar a los cuatro vientos lo enamorado que está de su novia, la modelo Laura Escanes. Quizá por ello, en el primer programa charlará sobre el amor y el sexo con Nacho Vidal, Cristina Cifuentes y Miguel Poveda. Por el plató de Chester in love, en las seis nuevas entregas, pasarán también Mónica Cruz, Esperanza Aguirre, Pablo Echenique, Raúl Arévalo, Fernando Sánchez Dragó, Eva Hache, el padre Ángel, sor Lucía Caram  y… Belén Esteban. Sí, Risto Mejide, para hablar de la fama, ha sentado a la princesa de Paracuellos en su chester.

El que pretenda recuperar al Risto adusto, implacable y borde puede que se lleve una sorpresa, por lo menos en la primera entrega. De hecho, el publicista se deja manejar por una carismática Cristina Cifuentes que inicia su entrevista como entrevistadora metiéndole los dedos a Risto que termina hablando de Mía, el vídeo que le dedicó a su novia y que ha sido criticado y parodiado por Andreu Buenafuente y Dani Mateo. Sólo falta ver si este nuevo Risto es capaz de seducir a la audiencia.

Paradoja del destino

Para entender toda esta paradoja del destino. Hay que recordar que cuando TVE estrenó En la tuya o en la mía, Risto Mejide no tardó en declarar que era un claro heredero de su Viajando con Chester, lo dijo justo cuando él ya había abandonado el barco de Mediaset para navegar con Al rincón en un formato muy parecido (es más, Al rincón coexistió dos temporadas con el Chester y con la transición de En la tuya o en la mía a Mi casa es la tuya).

«Íbamos a volver esta temporada, pero me di cuenta de que había más entrevistadores que entrevistados en este momento. Cuando comencé con Viajando con Chester (2013), nos costó mucho venderlo porque no había nada parecido. El programa ha abierto otros muchos espacios donde la gente puede ir a ser entrevistada. Ahora no puedo seguir haciendo lo mismo. No puedo darle ningún valor añadido a Al rincón de pensar, por eso he decidido parar. Hay que darle una vuelta al programa», declaró en su momento el publicista para justificar la ausencia de una tercera entrega. Nunca ha querido hablar del éxito de Bertín, pero entre líneas se vislumbra cierto resquemor.

Bertín Osborne

Bertín Osborne reunió a Antonio Banderas, Alejandro Sanz, José Andrés e Iker Casillas.

Tercera temporada

Por su parte, Bertín Osborne ha estrenado tercera temporada de Mi casa es la tuya en Telecinco. Osborne arrancó su aventura reuniendo a sus invitados más internacionales Alejandro Sanz, Antonio Banderas, Iker Casillas y José Andrés. El programa sedujo a 2.860.000, lo que le otorgó un 17,2% de cuota de pantalla, superó en 6,3 puntos al estreno de Casados a primera vista que anotó un mínimo histórico con un 10,9% de share y 1.703.000 de espectadores.

Confiesa el cantante que sigue teniendo la misma ilusión que el primer día. No es para menos. A pesar de las idas y venidas, ésta sería su quinta pseudo temporada. Recordemos que la producción de Proamagna cruzó el puente de la televisión pública a la privada rodeada de polémica. Con el salto de En la tuya o en la mía a Mi casa es la tuya, la productora de Osborne firmó un suculento contrato que le unirá a Mediaset hasta finales de 2018, en el que el coste por programa sería de 225.000 euros si éste es de 70 minutos o 250.000 si es de 80.

Por cada décima de cuota de pantalla que supere el 18% de audiencia, el presentador sumará a su sueldo 1.000 euros

A título individual, el artista jerezano dobló sus sueldo, pasó de ganar 12.000 euros por programa a embolsarse 30.000 y, lo que es una absoluta novedad, por cada décima de cuota de pantalla que supere el 18% de audiencia, a esa cifra se le sumarán 1.000 euros hasta un tope máximo del 23% del share. Es decir que si alguna de las entregas del programa alcanzara un 23% de cuota de pantalla, Osborne se embolsaría 5.000 euros más. Así se puede disfrutar. «Sigo teniendo la misma ilusión que el primer día. Disfruto mucho haciendo Mi casa es la tuya porque cada programa es distinto y cada invitado me sorprende y me aporta”.

Lucha de egos

Muchos famosos matarían por levantar el teléfono y recibir una llamada de la productora. Bertín Osborne inició esta aventura con la intención de desnudar a sus entrevistados, mostrar su cara oculta, su lado mas tierno, sus miedos, sus alegrías, en definitiva, lo que realmente les convierte en seres de carne y hueso. La polémica acompañó al programa desde el mismo instante de su nacimiento. La envidia es muy mala y el programa de Bertín pronto fue acusado de plagio.

El éxito de Bertín radica en su jovialidad y su cercanía, hace sentir al entrevistado como en casa

Sea como fuere, el éxito de Bertín radica en su capacidad de transmitir paz a los entrevistados. Su jovialidad hace que se relajen y, tras la toma de contacto, es capaz de hacerles sentir como si estuvieran charlando con un amigo de toda la vida. Ahí es cuando consigue titulares sorprendentes. Risto quiso, pero no supo llegar a ese punto. Su personaje, inventado o no, le fagotizó de tal manera que los entrevistados se sentaban frente a él como el que va al patíbulo, a la defensiva, con una coraza inquebrantable.

Risto y Bertín hoy comparten cadena. Paolo Vasile ha recuperado al publicista también como miembro del jurado de Got Talent. Probablemente algún día se crucen por los pasillos de Mediaset, pero parece harto imposible que Mejide le abra al cantante las puertas de su casa. ¿O sí? Vasile es capaz de conseguir lo imposible.

¿Quién no se sentirá cómodo con Bertín?

Tampoco pasarán por la casa de Bertín personajes como Pablo Echenique (sí, lo ha hecho en el programa de Risto) que en su estancia en Hable con ellas dejó una pregunta a Bertín Osborne: «¿Qué es lo que le falta a Podemos para que nos votes en las próximas elecciones?». El artista le respondió: «Me gustaría que os aclarárais. No creo que sea bueno que cada semana digáis una cosa distinta y no tengáis un proyecto claro que la gente entienda. Decís muchas cosas, pero no decís cómo las vais a hacer. Lo que os echo en cara es que digáis cosas que no son ciertas o defendáis lo indefendible. Si colaboráis con el Gobierno de Irán quiero saber si estáis de acuerdo con que sigan lapidando a las mujeres o colgando a los gays. Si seguís colaborando con el Gobierno venezolano, me gustaría que explicárais si su sistema político y las consecuencias son las que queréis para este país, tal y como dijo Pablo Iglesias cuando fue a una televisión venezolana que aseguró que les envidiaba mucho y que ojalá en España tuviéramos el nivel de libertad y democracia que tienen los venezolanos».

Otra que seguro no va a hacer de pinche de cocina es Beatriz Montañez. El cantante y la periodista mantuvieron un rifirafe también en Hable con ellas. Ambos protagonizaron una acalorada discusión a raíz de una supuesta defensa que hizo el líder de Podemos del presidente venezolano. «¿Tú has estado alguna vez en Venezuela? Yo voy tres o cuatro veces al año, tengo media familia allí y es un basurero…», dijo Bertín Osborne a Beatriz Montañez antes de añadir un: «Permíteme que me descojone del sistema democrático venezolano». La periodista, asombrada por la dureza de las críticas del cantante a Pablo Iglesias por defender la política de Chávez, le echó un órdago: «Te apuesto 1.000 euros a que no eres capaz de enseñarme una frase en la que Pablo Iglesias defienda el régimen venezolano». Al final, terminó pagando.

Nunca ha titubeado, Bertín Osborne se declara «español, de derechas y del Madrid», de manera que las ambiciones políticas de Artur Mas no parece que tengan la puerta abierta de su casa. En los mismos términos, tampoco cruzaría el umbral Jordi Évole. Posiblemente otra que no se sentaría frente a él sería Gemma Nierga, la periodista que lo llamó machista en medio de una entrevista en su programa de la Cadena Ser.

El presentador, al igual que Risto, no deja indiferente a nadie. Su visceralidad, la pátina de señorito andaluz y la soltura con la que a veces desvela ciertos pensamientos políticamente incorrectos le persigue desde su debut en el programa Aplauso de TVE cantando Amor mediterráneo.