En 1982 se estrenaron algunas de las películas más influyentes y taquilleras del último cuarto de siglo XX. Con películas como Blade Runner o ET, el extraterrestre, el verano de 1982 está considerado como el mejor verano de cine de la historia. Un título para nostálgicos y norteamericanos. Porque ese gran verano de cine nunca llegó a ocurrir en España.

La cartelera en los ochenta en España llevaba un ritmo propio, la industria no estaba sujeta a los tiempos de ahora y los estrenos no eran mundiales. Nadie podía piratear una película y compartirla con el resto del planeta en cuestión de minutos. Por eso las películas llegaban a los cines como lo hacían los libros, con una distribución más pausada, muchos venían con la coletilla de “tras su éxito en Estados Unidos”. La primera potencia del cine hacía la purga, con su taquilla, de las pelis que veríamos aquí.

Ese ritmo distinto de distribución hacía que un 15 de agosto de 1982 pudiesen convivir en los cines El estanque dorado («tras 22 semanas de éxito en continuado»), Los cañones Navarone (una película de 1961), Golfus de Roma (de 1966),  Aterriza como puedas (de sólo dos años antes), o Mi amigo el extraterrestre de Luis de Funes (de 1981). Este ritmo importador tenía un claro beneficiario, el cine español. Los estrenos de películas españolas eran más recientes. A esa cartelera, que parecía una estantería de un videoclub, se sumaban títulos como Asesinato en el Comité Central, un caso de Pepe Carvalho, dirigida por Vicente Aranda con Patxi Andión y Victoria Abril. A la actriz, en el anuncio de la edición de ABC del 15 de agosto, le atribuían esta frase: “Ese Carvalho me va cantidad”.

Hoy la cartelera de los cines de Nueva York puede tener muchas similitudes con la de Barcelona, pero en 1982 además de que la distribución era distinta nos separaban el charco y décadas de desarrollo.

ET, el extraterrestre

Fecha de estreno en EEUU: 11 de junio
Fecha de estreno en España: 6 de diciembre
La película tiene todo el espíritu veraniego de una cinta de los años ochenta. Elliot volaba con ET el 13 de junio de 1982 en los cines norteamericanos. En España lo hizo en diciembre. Pero la película revolucionó la vida a los niños que en los años ochenta campaban libres por los prados de los pueblos de sus padres, cuando no veraneaban en una localidad cercana a la gran ciudad o por las calles de ésta. La película era una auténtica marcianada para los niños españoles de los 80 ¿Cómo podían tener un armario con tantos peluches como para poder camuflar a un extraterrestre? Y esas bicis, ¡qué bicicletas! Al verano siguiente las BMX empezaron a desplazar a las de paseo de BH y de Orbea (la que nunca se estropea). La California BMX que tenía una combinación imposible de amarillo y azul o la Motoreta y la Bicicross, con asientos a todo confort, se convirtieron en las bicicletas que todos querían. Descubrimos otro mundo y no era el de ET, el pequeño ser que vino de otro mundo era Elliot. Y queríamos vivir como él.

Poltergeist

Fecha de estreno en EEUU: 4 de junio
Fecha de estreno en España: 15 de septiembre
Los sustos de Poltergeist nos duraron cerca de 20 años. No sólo porque la película producida por Steven Spielberg tuviera dos secuelas y porque las tres películas no faltaban en los videoclubes. No, lo que prolongó el miedo de esta película fue la muerte en 1988 de la actriz que encarnó a Carol Anne («Ya están aquííííí») y alimentó los corros de verano de adolescentes de todo el mundo a la luz de la luna con historias de miedo que pasaban por recordar la maldición que rodeaba a esta joven a actriz y a la niña del exorcista. Algo que solía terminar con un vaso dado la vuelta sobre un tablero y una invocación.

Oficial y caballero

Fecha de estreno en EEUU: 13 de agosto
Fecha de estreno en España: 12 de febrero de 1983
Richard Gere se hizo fuerte en el rol del hombre guapo rescatador que por amor saca a la chica de una mísera existencia como obrera en una fábrica. ¿Quién necesita dragones para contar historias de princesas rescatadas? Más difíciles de romper que las escamas son las diferencias sociales y él, joven luchador, consigue convertirse en oficial y llevarse a la chica a un futuro pleno de amor en su nuevo estatus. Si alguien pensó que la cinta era machista se le debieron llevar los demonios al ver Pretty Woman, en la que Gere pierde el mérito de su ascenso social de Oficial y Caballero porque es multimillonario y ella es puta. La moraleja era clara: a ver si llega un hombre y te saca de tu miseria, mujer.

Blade Runner

Fecha de estreno en EEUU: 27 de junio
Fecha de estreno en España: 21 de agosto
Ridley Scott nos enseñó, inspirándose en ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? de Philip K. Dick cómo era el futuro. La cibernética, la inteligencia artificial y los robots entraron para quedarse en nuestra vida con esta cinta que se ha convertido en una medida de nuestro camino insoslayable hacia la el futuro. Ves imágenes de Hong Kong y  dices “parece Blade Runner”, ves un holograma y te recuerda a Blade Runner, entra un robot en tu casa y piensas «como en Blade Runner«. El futuro de Blade Runner está ambientado en 2019. Menos mal que el remake que llega en octubre se ambientará en 2049. Ganamos tiempo a las distopías que autocumplimos.

Tron

Fecha de estreno en EEUU: 9 de julio
Fecha de estreno en España: 24 de marzo de 1983
Tron fue una de esas películas que empezaron a marcar diferencias generacionales, si bien era una película plena de sentido para los niños en la que era posible vivir dentro de un arcade, no lo era tanto para los padres. Claro que ellos no se pasaban horas delante de una máquina en el bar del pueblo (afortunadamente) jugando al comecocos o a los marcianos. Tron tenía todo el sentido para aquellos que crecieron con la cultura arcade.

Conan el Bárbaro

Fecha de estreno en EEUU: 14 de mayo
Fecha de estreno en España: 15 de marzo
Toda regla tiene una excepción. No llegó en verano,  Conan el bárbaro, que se rodó en gran parte en España, se estrenó en la gala de Fotogramas de plata de 1982, antes que en Estados Unidos. Hasta que llegó a Hollywood el austriaco de apellido impronunciable los músculos más reseñables del celuloide estaban por debajo del hoyuelo de la barbilla de Kirk Douglas. Pero cuando Arnold Schwarzenegger blandió su espadón en Conan se estableció un canon un belleza, bárbaro, musculado y abultado que era como un libro abierto de anatomía. Aquí el bíceps, esto el tríceps y esto el deltoide, y normalmente tú no te encontrabas ninguno de esos músculos en tus brazos. Hoy los gimnasios en España cuentan con 4,9 millones de socios, una cosa bárbara.