No es fácil ser catalán y famoso estos días en Cataluña. Especialmente para los que no tienen tan clara su posición ante el procés como los más firmes independentistas. Estos están instalados en la cara más visible de la opinión pública catalana y cuentan con el apoyo institucional local.

Los famosos más militantes que persiguen la independencia y el 1-O como vía legítima para conseguirla, como la periodista Karmele Marchante, el cantautor Lluís Llach, el entrenador Pep Guardiola o el actor Juanjo Puigcorbé, viven instalados en un discurso épico y romántico en el que la palabra democracia siempre cae de su lado.

Subido en la ola del discurso sentimental está Dyango. El cantante de Si la vieras con mis ojos, ha dicho que sueña con un pequeño país para Cataluña, a la que ve como “una nación maravillosa, pequeña, con esfuerzo e ilusión”. Algo parecido a lo que percibe Josep Carreras quien ve “un país muy ilusionado y muy decidido”.

Los que dudan

Los que no lo tienen tan claro, ni tan decidido, cantantes como Joan Manuel Serrat o Manolo García, son degradados de su catalanidad y linchados en las redes sociales. En Twitter y Facebook, hay siempre linchamientos en todos los sentidos y para todos los gustos, esto es algo que tienen en común todos los famosos catalanes, piensen lo que piensen, alguien estará dispuesto a insultarles en las redes sociales.

Muchos han dicho que quieren un referéndum, sin precisar si es el 1-O, y que no saben que votarían, como Santi Millán. Otros simpatizan con la independencia, pero no con el 1-O, como Rosa María Sardá y otros como Eduard Punset apoyan el 1-O, pero no está clara su idea sobre la independencia.

Isabel Coixet es de las personalidades que menos ha titubeado a la hora de decir lo que piensa. Está en contra de la independencia, sí cree en una España federal, pero no en una Cataluña independiente. Los hay que además de no ser independentistas han manifestado sentirse orgullosos de ser españoles, como Dani Pedrosa o Pau Gasol, lo que no está reñido con demandar un referéndum.

Los equidistantes

Las posturas intermedias, las que están llenas de matices, son objeto de ataques por parte de independentistas y antiindependentistas. Es el caso de los llamados equidistantes. En este grupo hay muchos catalanes que son periodistas y presentadores de televisión como Carles Francino, Angels Barceló, Enric Juliana, Jordi Évole, Andreu Buenafuente, Gemma Nierga, Jorge Javier Vázquez o Jordi González.

El pasado 26 de septiembre, la fecha en la que el día y la noche duran lo mismo- son iguales- Carles Francino arrancó su programa en la SER proponiendo que se convirtiera en día de los equidistantes “por ser especie más perseguida en la actual crisis política; especie más perseguida, pero para nada minoritaria”, aseguró el periodista.

Los equidistantes se quedan sin saliva de tanto que piden diálogo a la vez que culpan, a partes iguales, al gobierno de España y al de Cataluña de la situación. El mejor ejemplo es el monólogo de Andreu Buenafuente acusando a los políticos de no entenderse y haber llevado la situación al límite. «La gente me pregunta qué es lo que pasa en Cataluña. Y yo que sé. Si no lo saben arreglar los que hemos votado, voy a saberlo yo que me dedico a hacer chistes», dice el humorista catalán en este vídeo que se hizo viral.