Tendencias

Lobby Market, un camaleón en la Gran Vía

La cocina tradicional con un toque diferente de

El pulpo a la brasa con patatas revolconas en dos texturas y crujiente de yema es uno de los platos estrella del restaurante Lobby Market. Lobby Market

Como un camaleón, Lobby Market se adapta al heterogéneo público que entra por la puerta de Gran Vía 10, en pleno centro de Madrid. Para una pausa en medio de las compras, para una comida de trabajo o un merecido descanso tras una mañana de turismo, Lobby Market ofrece cocina de mercado contemporánea para todos los gustos.

El chef, Daniel Garrido, se formó en Italia y ha pasado por dos ‘estrellas michelín’

Los langostinos tigre tempurizados con salsa kimuchi (kimchi con mayonesa japonesa) y algas wakame resumen el espíritu de los fogones de Daniel Garrido, un cocinero formado en Italia y procedente de restaurantes con estrellas Michelin como el Lillas Pastia en Huesca o Tierra, en Toledo. Platos de cocina tradicional con un toque distinto, inspirados más allá de nuestras fronteras, con un guiño especial a Italia y el lejano oriente.

El trío de ensaladas de Lobby Market: caprese, griega y causa limeña rellena de pollo especiado.

El trío de ensaladas de Lobby Market: caprese, griega y causa limeña rellena de pollo especiado. Lobby Market

 

Los tartares de salmón y atún en cucurucho o la burrata ahumada con puré de patatas y pan de nueces forman parte de una variada carta de entrantes, donde también destacan el trío de ensaladas que mezcla una caprese, una griega y una causa limeña rellena de pollo especiado. La peruana o los langostinos tienen un punto picante que recorre de forma trasversal la carta como otra de sus principales influencias.

Lobby Market también se adapta a los comensales de todo tipo a través de sus distintos ambientes, que combinan una primera zona de barra para tomar un aperitivo, una de mesas altas para un almuerzo rápido y un comedor al fondo para disfrutar de una comida con sobremesa.

Entre sus platos de mar destaca el pulpo a la brasa con patatas revolconas en dos texturas y crujiente de yema. Una acertada versión del plato tradicional como la de los canelones de rabo de toro, ligeros y contundentes al mismo tiempo.

Lobby Market quiere ser también un espacio para las empresas, y su diseño se adapta a eventos creando espacios diáfanos para la organización de cócteles, presentaciones, reuniones, desayunos, almuerzos o cenas de empresa. El restaurante cuenta también con un menú del día que se actualiza diariamente en su web.

Antes de salir, aunque haya prisa, merece la pena probar sus postres, especialmente la última incorporación de la carta. Un brownie de chocolate con nueces, helado de nata y una jarrita de chocolate caliente. La textura del bizcocho y el chocolate caliente servido al gusto hacen de éste uno de los mejores brownies de la capital.

Te puede interesar

Comentar ()