La noche del domingo 15 de octubre se celebra la gala donde se entregará el Premio Planeta de 2017. Este año el galardón se ve ensombrecido por el cambio de sede social del Grupo y la caída de ventas en sus librerías de Barcelona como consecuencia de la situación política que está viviendo Cataluña.

Aunque desde la organización han asegurado que se trata de unos premios literarios donde la política no tiene cabida, el grupo editorial no ha podido evitar la controversia tras las últimas declaraciones de su presidente, Josep Creuheras, en las que ha confirmado que seguirá siendo Barcelona la ciudad donde se entreguen estos galardones, los más importantes de novela en España.

A la espera de conocer quien será el ganador de esta edición, desde El Independiente hacemos un repaso de los últimos premiados. De Eduardo Mendoza a Dolores Redondo, pasando por Lorenzo Silva o Clara Sánchez.

Dolores Redondo, 2016

Todo esto te daré fue la novela ganadora del Premio Planeta del año pasado. Su autora, Dolores Redondo (San Sebastián, 1969), ya disfrutaba de la notoriedad pública tras su famosa Trilogía de Baztán. El primer libro, El guardián invisible, se ganó rápidamente a la crítica, que la encumbró como una de las autoras más originales del noir de nuestro país. La obra se llevó al cine hace unos meses de la mano del director Fernando González Molina.

La biografía de Redondo no siempre ha seguido la estela de la literatura. Durante años se dedicó a la restauración e incluso tuvo su propio restaurante antes de lanzarse a escribir y de publicar su primer libro en 2009, Los privilegios del ángel. Desde entonces su carrera dentro del mundo literario ha sido meteórica. Cuando se presentó al Planeta lo hizo bajo el seudónimo de Jim Hawkins.

Alicia Giménez Bartlett, 2015

La filóloga y escritora Alicia Giménez Bartlett se hizo con el Planeta de 2015 gracias a su novela Hombres desnudos. Doctora en Literatura española por la Universidad de Barcelona, la albaceteña es conocida por sus novelas policíacas y por su inspectora, Petra Delicado, personaje que creó en los años 90.

En Hombres desnudos cambió de registro y colocó la situación económica de los últimos años como protagonista. En aquella novela narraba cómo jóvenes tremendamente preparados, con carreras universitarias, tenían que acabar incluso haciendo streaptease para poder mantenerse.

Giménez Bartlett comenzó a publicar en 1984 y con su segunda novela, Una habitación ajena, que vio la luz en 1997, ganó el Premio Femenino Lumen.

Jorge Zepeda Patterson, 2014

Milena o el fémur más bello del mundo fue la novela que se alzó con el galardón más prestigioso de España en esta categoría. Su autor, Jorge Zepeda Patterson (Mazatlán, 1952), economista y sociólogo, colocó a una esclava sexual como protagonista de su libro. En él narra cómo Milena intenta salir de ese mundo en el que está encarcelada mientras con su historia Zepeda hace una denuncia de los abusos de poder y la corrupción.

El mexicano posee una larga trayectoria dentro del mundo de la prensa latinoamericana. Fundador y director de distintos medios de comunicación desde principios de los 90, actualmente su firma acompaña a la columna Pensándolo bien, que se publica cada sábado en la edición América del diario El País.

Clara Sánchez, 2013

La alcarreña Clara Sánchez (Guadalajara, 1955) consiguió el Premio Planeta en 2013 gracias a su novela El cielo ha vuelto. En ella narra la historia de una joven modelo que se ve sorprendida por la predicción de una mujer que se encuentra durante un vuelo. Novela de ficción y de intriga, se ganó al jurado del grupo catalán.

Sánchez se dedicó a la enseñanza durante muchos años antes de lanzarse a la Literatura. Además, durante alguna temporada participó en Qué grande es el cine, programa de TVE, además de colaborar con El País. Su primera novela, Piedras preciosas, se publicó en 1989 y durante estos 28 años se ha hecho con el Nadal, el Alfaguara y el Planeta.

Lorenzo Silva, 2012

La marca del meridiano fue la novela galardonada con el Premio Planeta en el año 2012. Firmada por Lorenzo Silva (Madrid, 1966), son la corrupción policial, los delincuentes y el amor los protagonistas de este libro que está situado en la Cataluña actual y se enmarca dentro del género policíaco tan trabajado por el escritor madrileño.

Silva, abogado de profesión, se dedicó al derecho hasta el año 2002 aunque fue en 1995 cuando publicó su primera novela Noviembre sin violetas. Fue La flaqueza del bolchevique, de 1997, la que le llevó a ganar el Premio Nadal y a situarle en primera línea del panorama literario. Su serie Bevilacqua y Chamorro comenzó en 1998 y ya lleva nueve novelas sobre la espalda, entre ellas la ganadora del Planeta del 2012.

Javier Moro, 2011

El nacimiento de Brasil, dos mujeres con la capacidad de cambiar destinos y el emperador Pedro I como protagonistas fueron los que llevaron a Javier Moro (Madrid, 1955) a conseguir el Premio Planeta del año 2011 con su novela El imperio eres tú.

Javier Moro es historiador de profesión y durante su infancia recorrió con su padre África de cabo a rabo. Sobrino del conocido Dominique Lapierre, sus novelas siempre han estado ambientadas en Asia o en América del Sur. En 2003, gracias a Era medianoche en Bophal, ganó el Premio Christopher Award.

Eduardo Mendoza, 2010

Riña de gatos. Madrid 1936 fue la novela que se hizo con el Premio Planeta de 2010. Su autor, Eduardo Mendoza, cuenta la historia de Anthony Whitelands en la que policías, diplomáticos, políticos y espías ocupan gran parte de la acción, siempre acompañada del característico sentido del humor del escritor.

Abogado, como Lorenzo Silva, trabajó para el Banco Condal hasta que se fue a Nueva York como traductor en las Naciones Unidas. Fue El caso Savolta, que publicó en 1975, su primer libro donde narra «la conflictividad social de la Barcelona del siglo XX». Aunque Mendoza se caracteriza por ser escritor de novelas, también ha escrito teatro, ensayos y relatos.