Tendencias

Javier Sierra: "El procés está tapando la vida"

logo
Javier Sierra: "El procés está tapando la vida"
Javier Sierra y Cristina López, primer premio y finalista del Premio Planeta.

Javier Sierra y Cristina López, primer premio y finalista del Premio Planeta.

Resumen:

Javier Sierra asegura que sus libros no son para entretener, son para despertar. Hace unas semanas se hizo con el Premio Planeta por su novela El fuego invisible y cuando le preguntas que pretende espabilar con ella, te dice que la visión interior. "Nos encontramos en una época en la que todo es externo a nosotros, no tenemos el control de nada y las decisiones se toman en esferas a las que no podemos acceder. Con este libro pretendo despertar el fuego que todo tenemos dentro, alejarnos un poco de esta sociedad tan condicionada por lo material y que ha dejado de lado lo espiritual".

Javier Sierra asegura que sus libros no son para entretener, son para despertar. Hace unas semanas se hizo con el Premio Planeta por su novela El fuego invisible y cuando le preguntas qué pretende espabilar con ella, te dice que la visión interior. «Nos encontramos en una época en la que todo es externo a nosotros, no tenemos el control de nada y las decisiones se toman en esferas a las que no podemos acceder. Con este libro pretendo despertar el fuego que todos tenemos dentro, alejarnos un poco de esta sociedad tan condicionada por lo material y que ha dejado de lado lo espiritual».

La historia con la que quiere conseguir este fin le vuelve a situar como el Dan Brown español. Habla del Grial, de Barcelona, de Madrid, de misterios, de aventuras, de literatura y de arte. «Una vez me escribió una dedicatoria diciéndome que si éramos gemelos. La verdad es que sacamos novelas en los mismos periodos y siempre con temáticas muy similares», afirma Sierra que asegura que El fuego invisible se podría considerar un clásico de su literatura. «Tiene todos los elementos que me caracterizan, que definen mis obras».

Para darle forma ha tardado dos años y comenta que en ningún momento se planteó escribirla pensando en el Planeta. «No me gusta vivir condicionado. Nunca firmo con una editorial antes de haber acabado el libro. No quiero que me digan de qué tiene que ir la novela o un plazo de entregarlo. Normalmente mi editorial es Planeta, pero ellos no saben si mi siguiente libro lo haré con ellos o no. Nos une una relación de amor, no comercial. Así doy rienda suelta a la creatividad».

Una creatividad que es la verdadera protagonista de la obra premiada, el centro o la base de toda la historia. «Siempre me he hecho la misma pregunta: ¿de dónde vienen las ideas? Y, sobre todo, qué clic se encendió en el ser humano para empezar a interesarse por la escritura, por las artes. Este pensamiento es el que me ha llevado a escribir El fuego visible» y el que le ha llevado hasta el Planeta.

Un galardón que fue concedido en su gala más política, o quizá la menos. «Creo que la falta de políticos hizo que la literatura fuese la verdadera protagonista. Pese al momento que vivía Planeta y Cataluña, nos centramos en las novelas y no en la foto oficial», alega. «Ha sido una de las pocas veces, desde que comenzó todo el procés, en el que no hemos estado ocultos. La cultura, la información social… son los verdaderos damnificados de dar solo voz a esta situación política. El procés está tapando la vida», añade.

La misma sensación que tiene la finalista de este premio, Cristina López. «Claramente, al llegar a Barcelona el conflicto catalán lo llenaba todo, pero como dice Javier en la gala se habló de literatura». En su caso, de Niebla en Tánger, la novela que le ha llevado a conseguir el segundo galardón y en la que habla de una mujer atrapada en un matrimonio aburrido y que al vivir una aventura de una noche se replantea su vida.

«Creo que parte de la sociedad puede sentirse relacionada con la protagonista, porque su situación es algo habitual», dice Cristina que, con la idea ya en la cabeza, desarrolló la trama tras un viaje a Tánger. «Ya había estado siendo joven y está segunda visita me hizo comprender que era la ciudad que tenía que aparecer en mi libro además de Madrid. Un lugar sensorial, donde se despiertan los cinco sentidos y que me inspiró muchísimo», añade sobre una novela llena de misterios, fantasía, amor e intriga.

Para Cristina, que su historia haya conseguido este galardón supone «un reconocimiento muy grande por mi trabajo». «Javier es más mediático que yo, pero ahora parece que me conoce más gente, tengo más difusión. Esta es mi cuarta novela y estoy muy orgullosa aunque todavía digiriendo todo lo que está pasando».

Por ahora, no tiene pensando ponerse a escribir otro libro aunque ya tiene alguna idea. Por otro lado, Javier Sierra, su compañero en el Planeta, tiene entre manos llevar a la televisión su novela La cena secreta. «Quieren hacer una miniserie pero por ahora está todo un poco parado. Los guiones están escritos pero al ser una producción cara supongo que tendrán que hacer alguna alianza. No tengo prisa. Prefiero que se haga despacio pero bien, con un buen reparto».

Comentar ()