La cantante colombiana Shakira ha pagado a Haciendo 20 millones de euros. Tal y como informan el diario El Periódico, lo ha hecho para saldar parte de la deuda que el fisco español le reclamó a principios de este año, tras investigar la declaración de sus ingresos en España.

Hacienda denunció a la cantante por los ejercicios fiscales de 2011 a 2014, cuando esta residía en España pero seguía tributando en las Bahamas. Sería en 2011 cuando Shakira hizo publica su relación con Gerard Piqué y en 2013 cuando tuvieron a su primer hijo, pero fuentes consultadas por el medio catalán aseguraban que durante los años investigados «pasaba la mayor parte del tiempo fuera de España y que la mayoría de sus ingresos provenían del extranjero».

Hacienda, en cambio, cree que la cantante, que estableció su residencia en España a todos los efectos en 2015, debería haber tributado durante los cuatro años investigados el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) por sus ingresos generados en todo el mundo y no sólo los ingresos obtenidos en España.

El criterio de Hacienda considera que esta situación podría constituir un delito, agravado por el importe defraudado, que podría ser elevado y ascender a decenas de millones de euros, y gravado con dos años de condena.