El jugador del FC Barcelona, Gerard Piqué, ha confirmado este miércoles en una rueda de prensa que seguirá jugando con la Selección Española y se ha mostrado molesto por que se dude de su compromiso con La Roja: «Llevo aquí desde los 15 años y considero esto una familia, es una de las razones por las que sigo aquí. Mi compromiso con la selección ha sido máximo en todos los aspectos. Me siento muy orgulloso de formar parte de la selección», ha expresado.

Piqué siempre ha defendido abiertamente el derecho de los catalanes a votar en un referéndum por la independencia. El pasado domingo 1 de octubre acudió a las urnas durante el referéndum inhabilitado por el Tribunal Constitucional. Durante el primer entrenamiento de puertas abiertas con la Selección Española, muchos aficionados acudieron con pancartas con mensajes como «Piqué fuera» o con calificativos ofensivos hacia el jugador.

El jugador ha reconocido que esa jornada de entrenamientos fue difícil: «No te gusta que la gente que anima a tu equipo esté en tu contra. Recibir insultos y silbidos no le gusta a nadie».  A lo que ha añadido que «aunque no es mi caso, un independentista podría jugar en la selección española».

Después del partido con el FC Barcelona que se disputó el mismo día del referéndum a puerta cerrada, Piqué señaló que si su presencia con España era una molestia estaba dispuesto «a dar un paso al lado» y dejar de formar parte del equipo antes de 2018. No obstante, este miércoles ha confirmado que seguirá en la selección porque «el míster quiere que esté aquí y los compañeros también quieren que esté».