El defensa del Barcelona Gerard Piqué, que ha renovado su contrato con el equipo azulgrana hasta el año 2022, ha afirmado este lunes que el resultado de las elecciones autonómicas del pasado 21 de diciembre «no está siendo respetado».

En la rueda de prensa que ha ofrecido tras la renovación de su contrato, Piqué ha vuelto a hablar del proceso independentista en Cataluña. «Antes de las elecciones dije que esperaba que se respetara el resultado, y el resultado no está siendo respetado», ha asegurado Gerard Piqué.

También ha dejado claro que, cuando se retire, no piensa dedicarse a la política: «Los políticos no se mojan nunca, así que no me veo», ha dicho el central azulgrana.

‘Barça o nada’

Según ha manifestado, Piqué tiene claro que su única intención al renovar hasta el 2022, cuando tendrá 35 años, es porque sentía que «es el Barça o nada», subrayando que si el club no le hubiera ofrecido la renovación se habría planteado «quizá» el colgar las botas al término del presente contrato.

«Espero que sigamos siendo así de competitivos hasta que me retire. Ahora mismo no tengo ilusión de ir a ningún otro sitio; es el Barça o nada. Veremos al final del contrato cómo estoy de cabeza, más que de físico, y espero seguir cuantos más años posible en el Barça», auguró Piqué este lunes en la rueda de prensa de presentación de su renovación.

El catalán, que cumplirá 31 años el próximo 2 de febrero, dejó bien claro que su única oferta fue la del Barça porque no tenía intención de buscarse un lugar en ningún otro sitio, ni de escuchar a ningún otro club. Y, una vez renovado hasta 2022 con una cláusula de rescisión de 500 millones de euros, todavía confía en que esta no sea la última renovación.