// TODO: Revisar qué hace the_post_thumbnail_creditos Potaje de vigilia, de garbanzos con bacalao, en el restaurante El Mercado de la Reina en Madrid.

Potaje de vigilia, de garbanzos con bacalao, en el restaurante El Mercado de la Reina en Madrid. Mercado de la Reina

Tendencias

El Mercado de la Reina, un recorrido moderno por las tradiciones españolas

Un buen potaje de garbanzos con merluza en cuaresma. Carne de caza cuando se abre la veda. Tomates y alcachofas en temporada y todo lo que represente a la tradición española es el símbolo de identidad del Mercado de la Reina, un restaurante de look moderno que ofrece cocina clásica en el centro de Madrid.

Aunque estemos en vigilia, el Mercado de la Reina induce a pecar con su carpaccio de presa ibérica de bellota con aliño de cítricos y confitura de tomate, aderezado con pamplinas, unas “malas hierbas” rescatadas en los últimos tiempos por la alta cocina.

En la carta de El Mercado de la Reina hay platos de todas las denominaciones de origen españolas

Desde que abrió sus puertas hace 11 años, el Mercado de la Reina ha mantenido su esencia de “recorrer el calendario de temporadas de tradición española” que le han valido el sello typical spanish del que presumen sus cocineros, Álvaro Carpio y Daniel Larios como su segundo. Ambos se conocieron trabajando en Albatros y comparten una misma forma de ver la cocina. “El espíritu del Mercado de la Reina es contar lo nuestro, la cocina que hemos vivido en casa”, sintetiza Larios.

Además del carpaccio, el pulpo a la brasa con aceite de oliva vírgen y vinagre de Módena es otra de las señas de identidad del Mercado de la Reina, un plato más del norte que encaja a la perfección  con el cazón en adobo “como en Cádiz” o el queso Majorero, toda una delicia de la isla de Fuerteventura. En su carta hay platos de todas las denominaciones de origen españolas.

Pulpo a la brasa de El Mercado de la Reina, en Madrid.

Pulpo a la brasa de El Mercado de la Reina, en Madrid. Mercado de la Reina

El recorrido por las tradiciones españoles lo disfrutan tanto locales como extranjeros en un local que en plena Gran Vía acoge a los visitantes especialmente por la noche, cuando tras la cena el ambiente invita a disfrutar de un buen cóctel hasta las dos de la madrugada de domingo a jueves y media hora más los fines de semana.

“Las tradiciones, como los platos de vigilia, son algo más aceptadas por el público local, aunque con excepción de las torrijas, que gustan por igual a todos los públicos”, afirma Larios. Entre semana y a mediodía, los españoles son mayoría en este restaurante de mesas corridas y charlas fluidas que suenan, en muchos casos, a comidas de trabajo.

Otra de las ventajas del local es su horario interrumpido desde las nueve de la mañana con la cocina siempre abierta y su amplia flexibilidad con su menú vegetariano, su menú de tapas o el menú del día, que completan a la extensa carta para todos los gustos.

Una cocina “de proximidad y calidad para aprovechar al máximo los nutrientes de los productos y, por supuesto, su sabor” es la promesa de este Mercado de la Reina que “Los clientes son los únicos artífices de hacer posible nuestro sueño. En once años nos han enseñado mucho y nos han hecho posible llegar hasta aquí, por eso siempre su opinión es lo primero, es nuestro modo de agradecer su lealtad”, afirma Íñigo Peralta, uno de los propietarios del local.

logo
El Mercado de la Reina, un recorrido moderno por las tradiciones españolas