PSOE, Unidos Podemos y PNV han registrado este lunes diez candidatos para el Consejo de Administración de RTVE entre los que destacan el aspirante a la Presidencia del ente público, Tomás Fernando Flores, y los periodistas Fernando López Agudín, Rosa María Artal o Cristina Fallarás, entre otros.

El nombre que más peso ha tomado después de darse a conocer esta decisión ha sido el de Tomás Fernando Flores, director de Radio 3 desde 2012. Flores entró a dirigir esta radio pública durante el mandato del Partido Popular. Las críticas a este posible nombramiento no han tardado en llegar, entre ellas la de Javier Gallego, director de Carne Cruda, programa que fue retirado de Radio 3 porque Flores lo consideraba “sensacionalista”, tal y como aseguró al diario El Mundo en cuanto asumió su cargo.

 

“Esperando la reacción de los trabajadores y trabajadores de RTVE en contra de que nombren a un presidente que censuró un programa por su contenido político, aunque sea de dentro. Este señor despolitiza censando”, ha escrito Javier Gallego, que continúa con la emisión de su programa fuera de la radio pública.

No ha sido el único. Diego A. Manrique, crítico musical de prensa, televisión y radio, también a través de su cuenta de Twitter, ha criticado la decisión del Gobierno. “Moncloa vuelve a equivocarse. Tomás Fernando Flores entró en R3 como recomendado del aparato franquista (lo vi, estaba allí). Un artista del trepar. Incapaz de asumir críticas. Un ego monumental. 2 o 3 ideas prendidas con alfileres. Como jefe, utiliza la política del terror y la censura”, ha asegurado.

 

También Toni Mejías, integrante del grupo Los Chikos del Maiz, ha criticado la decisión de que Flores sea uno de los candidatos. Según Mejías, trabajadores de Radio 3 le aseguraron que “vetó canciones de Los Chikos del Maíz por su contenido político”. “Sin duda, estaría a la altura de sus antecesores”, ha sentenciado.