Alrededor de 4.000 personas procedentes de varios lugares de Europa han participado durante cuatro días en una rave clandestina organizada en una pedanía conquense con 14 habitantes censados. Así lo ha confirmado José Luis Chamón, alcalde de Fuentenava de Jábaga, una pedanía de 14 habitantes a escasos kilómetros de la ciudad de Cuenca en la que se ha celebrado esta fiesta.

Según el regidor, la fiesta, que carecía de autorización para celebrarse, se montó el pasado 19 de julio a la entrada del pueblo con grandes equipos de luz y sonido en un terreno rústico junto a una nave abandonada desde hace años, informa Efe.

La rave ha reunido a unas 4.000 personas llegadas de diferentes puntos de España, pero también de otros países de Europa, como Bélgica y Holanda, mezclados entre los lugareños que se acercaron al lugar ante la curiosidad que ha generado el evento.

El alcalde ha explicado que ha suspendido sus vacaciones para informar de la celebración de la rave a las autoridades competentes, como Subdelegación del Gobierno y Guardia Civil, y se acercó en persona a comprobar el desarrollo de la fiesta.

El comportamiento de los participantes, que hoy han empezado a abandonar la localidad, ha sido «ejemplar», según el alcalde, al tiempo que ha destacado su «sana convivencia». También ha informado de que los servicios de prevención y extinción de incendios han realizado controles preventivos, dado que es época de alto riesgo de incendios y una de las zonas donde se ha montado la rave, en concreto la del aparcamiento, acababa de ser cosechada.