Parkour, graffitis y fiesta en las calles con Barcelona en el horizonte, así es el videoclip de “La venda“, con el que Miki apuesta por llevar aún más lejos el mensaje de la propuesta con la que representará a España en Eurovisión 2019. Se trata de un pequeño avance de lo que veremos este miércoles 6 de marzo, cuando RTVE estrenará el videoclip completo y la versión final del tema.

La nueva mezcla de la canción compuesta por Adrià Salas, miembro de La Pegatina, presenta un sonido más estilizado que, sin perder su esencia de ska y rumba catalana, se despega de la feria y la barraca de pueblo en pos de una línea más internacional.

En consonancia, el videoclip aprovecha la imagen de un símbolo conocido en el mundo entero como es Barcelona, en la que se han rodado algunas tomas, como en las inmediaciones de La Barceloneta y el emblemático edificio del hotel de “la vela”.

Dirigido por Adrià Pujol y Fèlix Cortés (Nebraska Produccions), arranca con Miki paseando entre los ruidos de la gran ciudad, que el cantante abandona con una sonrisa para dar paso a la música y al color del Mercantic de la vecina Sant Cugat del Vallés.

No hay vendas en esta filmación, en un intento quizás por alejarse de lo evidente. Metáfora de los prejuicios que caen, el equipo responsable ha apostado en su lugar por crear un logotipo en torno al sentido de la vista que es recreado en pegatinas (otro guiño), graffitis y otros elementos de la vida diaria.

Como hilo conductor, Miki salta entre vientos metales y tambores típicos de txarangas, acompañado por un gran grupo de personas que, como parte de una coreografía, simula el acto de despojarse de la venda, a la espera de que Europa se apunte también a su discurso por un mundo mejor.

La gran final de Eurovisión 2019, en la que participará España de manera directa, tendrá lugar el 18 de mayo en Tel Aviv. Precisamente el cantante se encuentra estos días en Israel grabando la postal de su participación en el concurso.