El actor y empresario teatral gijonés Arturo Fernández, que el pasado 21 de febrero cumplió 90 años, ha sido intervenido esta mañana del estómago en un hospital madrileño y ya está en su domicilio, han informado esta tarde a Efe fuentes próximas al intérprete de «Alta seducción».

Fernández, según las mismas fuentes, sufre un problema recurrente en el estómago que le hace «sentirse muy mal», pero una vez solucionado «con una intervención» quirúrgica se recupera rápidamente. Tanto es así que la idea es que vuelva a los escenarios y pueda actuar, como tenía programado, el próximo día 17 de abril en el Teatro Olympia de Valencia con la obra «Alta seducción».

Fernández estaba de gira precisamente con esa obra y tuvo que suspender las funciones previstas los pasados 22 y 23 de marzo en Zamora. En las últimas horas se había especulado con los motivos que habían ocasionado la suspensión.

En los últimos meses, Fernández había protagonizado algunas polémicas políticas, asegurando incluso que no llevaría su obra a Cádiz «porque ahí está Podemos».