Los duques de Sussex, el príncipe Harry y Meghan Markle, han sido padres de un varón que ha pesado 3,3 kilogramos de peso. Tanto la madre como el bebé están bien, según informan los medios locales.

La actriz y el príncipe inglés, que se casaron en mayo del año pasado, se convierten así en padres de su primer hijo, que es el séptimo en la línea de sucesión al trono tras el príncipe Carlos, el duque de Cambridge (William) y sus hijos George, Charlotte y Louis, además del príncipe Harry. El recién nacido es, además, el octavo nieto de la reina de Inglaterra.

El príncipe Harry ha anunciado, según informa la BBC, que están «absolutamente encantados» y agradece a la gente su apoyo durante el embarazo. También ha asegurado que Meghan y el bebé están «increíblemente bien» y que aún están pensando en los nombres para el pequeño.