Música | Tendencias

El vigoroso Iggy Pop se hace con el Mad Cool

El artista de 72 años demuestra que puede seguir cantando con misma energía temas como 'The passenger', 'Lust for life' o 'Repo man'.

Iggy Pop en el Mad Cool

Iggy Pop en el Mad Cool Efe

Pasan unos minutos de las nueve y media del jueves y ahí está sobre el escenario Iggy Pop como una aparición mariana. Sin camiseta mostrando todos los pliegues de su piel de 72 años, con su resplandeciente melenita rubia, con su sempiterna cojera, gritando al cielo madrileño ‘I wanna be your dog!’ Y en ese momento cambia el signo del Mad Cool 2019, que ya tiene uno de sus conciertos estelares.

El viejo e infinito rockero, incomprensiblemente relegado al tercer escenario, se corona así como uno de los indispensables de esta cuarta edición del festival madrileño que, tras la fiesta de bienvenida del miércoles, arrancaba oficialmente el jueves con la asistencia de 47.500 personas. Una cifra lejana a las 80.000 por día del pasado año y una buena noticia para los asistentes, que pueden moverse por el recinto con facilidad y sin grandes colas para prácticamente nada, tal y como publica Europa Press.

Pero lo dicho, que ahí sigue Iggy Pop encadenando The passenger, Lust for life’o Repo man, bajándose del escenario para dejarse tocar por el gentío de las primeras filas. Incluso hay quien literalmente le acaricia la cabeza. Derrochando fuerza y descaro, respaldado por una banda precisa y sin estridencias, lanza pedradas sonoras de sus viejos Stooges del calibre de Search and Destroy o TV Eye, y se acuerda de su viejo amigo David Bowie con The Jean Genie.

Remata la faena en una hora Iggy Pop con No Fun y Sixteen y el gentío se dispersa rejuvenecido después de haber comprobado con sus propios ojos que siendo un septuagenario todavía se puede rockear bien duro con pose, con carisma y con energía.

Te puede interesar

Comentar ()