Un centenar de conciertos en cuatro días, distribuidos por diez espacios de la ciudad. Es la oferta estrella de la Mercé 2019 con la que el gobierno de Ada Colau completa la prometida «descentralización» de la fiesta mayor de Barcelona por -casi- todos sus barrios. La playa del Bogatell será de nuevo el centro de la fiesta para los más jóvenes durante el fin de semana con conciertos de Dorian, Oques Grasses o La Pegatina y La Casa Azul.

Concierto La Mercè
Concierto en el Bogatell de las fiestas de La Mercè 2018 Xavi Torrent

Pero vuelven también escenarios clásicos como la Avenida Maria Cristina, en Plaza España, donde actuarán el viernes Eivibonny, Edurne o Carlos Baute, junto a otros que ya se han convertido en imprescindibles como la Antigua Fábrica Estrella Damm y el recuperado Moll de la Fusta. Y se suma un nuevo espacio, la plaza Mayor de Nou Barris, enorme parque central que acogerá la música clásica ofrecida por la Orquesta y Coro del Liceo, la Sinfónica de Barcelona y la Sinfónica del Vallés.

El pregón de la ex alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, abrió ayer unas fiestas, que van mucho más allá de los conciertos multitudinarios, y que este año tienen a Beirut como ciudad invitada. La programación de la Mercè 2019 incluye ese centenar de conciertos del BAM (Barcelona Acció Musical), junto a las propuestas recogidas en el MAC (Mercè Arts de Carrer) 147 espectáculos de teatro, danza y artes escénicas que sumarán 430 funciones.

Y mucha cultura popular, no en vano es uno de los ejes de la programación de la Fiesta Mayor. Las calles de Barcelona acogerán desfiles de gigantes, cabezudos y dragones para hacer realidad todo el imaginario festivo barcelonés en una sesentena de actuaciones en las que participarán 220 grupos y entidades de cultura popular de Barcelona. Un despliegue que culminará en el tradicional correfoc que la tarde del sábado recorrerá el Gótico.

El deporte volverá a tener su momento estrella con la Cursa de la Mercè, una carrera por las calles de la ciudad que ya acumula 41 ediciones y que el año pasado acumuló a más de 12.000 corredores. Todo ello junto a la segunda edición de «La Mercè respira» un día sin coches que eliminará el tráfico rodado de la céntrica Vía Layetana durante todo el domingo 22.

Para los más pequeños, La Mercè ofrece actividades en el Castillo de Montjuic y en las orillas del Besós. Destaca el festival de circo que ya es tradición en Montjuic, junto al laberinto instalado en los jardines del Palacete Albéniz, residencia oficiosa de los reyes en Barcelona, que solo se puede visitar durante las fiestas de La Mercè.